Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 20 de marzo de 2015

El ser humano es capaz de comer muchas cosas, incluso algunas que parecen insólitas.Lo que sí es igual para todos es que los alimentos que se ingieren repercuten en la salud. Así que es cuestión de saber escoger comida saludable dentro de nuestros cánones gustativos. Afortunadamente, la naturaleza es capaz de complacer a todos.

La comida puede ser antiestrés

Algunos alimentos son antiinflamatorios y esto repercute en la salud emocional.

imageRotate
Todos los alimentos con colores fuertes son antiinflamatorios
Contenido relacionado
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
miércoles 18 de marzo de 2015  08:03 AM
El ser humano es capaz de comer muchas cosas, incluso algunas que parecen insólitas. Puede que a algunos les repugne, por ejemplo, comer grillos o caballos pero en muchas culturas forman parte del menú de rutina. Lo que sí es igual para todos es que los alimentos que se ingieren repercuten en la salud. Así que es cuestión de saber escoger comida saludable dentro de nuestros cánones gustativos. Afortunadamente, la naturaleza es capaz de complacer a todos.

Existe un tipo de comida a la que algunos científicos catalogan como "antiinflamatoria". Esos alimentos ayudan al cuerpo a defenderse de elementos endógenos y exógenos que lo atacan. Eso incluye el estrés.

La frase "eres lo que comes" puede sonar a lugar común pero es cierta. El sistema inmunológico se fortalece con el aporte frecuente de ciertos alimentos, mientras que algunas enfermedades se desarrollan por lo mismo.

Según diversos estudios realizados por el médico Dean Ornish, director del Instituto de Investigación en Medicina Preventiva de Sausalito y profesor de la Universidad de California, Estados Unidos, los efectos del estrés y las enfermedades emocionales pueden disminuir según el menú cotidiano que cada persona decida seguir.

En Venezuela, Lesbia Luzardo, doctora en Farmacia y directora del Sistema Integral de Aprendizaje y Productividad (@SiAprendo y ), ha realizado cursos con Ornish y ha aplicado esos conocimientos de alimentación antiinflamatoria a la despensa local. Está convencida que el estrés se vence con la tríada mente-emociones-cuerpo. Y en este último tercio está la alimentación. "El sistema inmunológico se fortalece con la comida antiinflamatoria", dice.

"Estamos en un momento difícil para encontrar carnes, pues hay que usarlo a nuestro favor. Las leguminosas son una fuente de proteína pero, si se aprenden a germinar antes de cocinar (ver la receta en el recuadro), elevan su nivel de proteína a 24 %. Es alto, considerando que las carnes contienen cerca de 30 %", expresa.

Algunos alimentos con altas propiedades antiinflamatorias se consumen muy poco y por eso suelen ser baratos. Es el caso del nabo y del tomate de árbol. Otros son más costosos pero vale la pena la inversión. Así ocurre con la cebolla morada que, según Luzardo, debe consumirse al menos dos veces por semana. "La blanca es buena, pero la morada es mejor. Todos los alimentos con colores fuertes son antiinflamatorios", asegura. Las coles, todas, también son muy positivas. Esto incluye brócoli, coliflor, coles de Bruselas y repollo blanco y morado entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada