Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 19 de julio de 2015

5 recetas del pasapalo más famoso y querido por los venezolanos, el tequeño, el rey de las fiestas.

Los irresistibles tequeños

5 recetas del pasapalo más famoso y querido por los venezolanos, el tequeño, el rey de las fiestas.

por MARIANA ALBORNOZ FERNÁNDEZ  |  imagen: CORTESÍA | VIERNES 17 DE JULIO DE 2015

Presente en  las fiestas más lujosas o las más sencillas, el  tequeños es el rey indiscutible de cualquier reunión social. Prepararlos en casa tiene su encanto y podría ser un momento para compartí con la familia.  A continuación  cinco recetas que van de las versiones clásicas hasta las más originales e innovadoras.

Clásicos Tequeños:


Ingredientes:
250 gr de queso blanco duro
500 gr. de harina
250 gr. de mantequilla
1 huevo
cucharada de sal
Agua
Aceite  para freír

Preparación
Cortar el queso en palitos de 1 cm de grosor por 5 cm de largo. Sobre un mesón o una superficie lisa, coloque  la harina, cernida previamente junto a la sal, en forma de corona y añada la mantequilla a temperatura ambiente y el huevo, mezcle bien y progresivamente añadir el agua tibia hasta formar una masa suave y elástica.

Amase muy bien y deje reposar en la nevera por medía hora aproximadamente.

Divida la masa en dos partes, espolvoree en el mesón un poco de harina para extender de forma pareja la preparación con un rodillo. El grosor de la masa debe ser muy delgada, de 1 1/2  o  2 milímetros aproximadamente.

Corte tiras 2 centímetros de ancho y envolver de forma diagonal los palitos de queso, cuidando que quede completamente cubierto y cerrado en los extremos; para que el freírlos no se salga el relleno.

Calentar en un caldero o un sartén amplio el aceite,  por 10 o 15 minutos aproximadamente y comience a freír los tequeños hasta que estén cubiertos por completo. Cuando tengan un ligero color dorado sáquelos con una espumadera y poner sobre un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.


Tequeños Integrales
Esta receta es para aquellos que les gusta cuidarse y comer rico. Son horneados y puedes sustituir el queso blanco duro, por queso de cabra o ricotta.


Ingredientes:
300 gr. de harina de trigo integral
1 cucharada de germen de trigo
80 gr. de agua.
8 gr. de levadura instantánea.
Sal Marina
1 pizca de endulzante
cucharada de aceite de oliva
Queso de cabra
Una yema de huevo para barnizar.

Lo que debes hacer antes de comenzar:
Enharina una bandeja déjala en el congelador por dos horas y  precalienta el horno a 250 C.
La preparación de la masa es la misma que la de los tequeños clásicos. Haces una corona de harina con el resto de los ingredientes secos y viertes los líquidos en el medio poco a poco.
Amasa hasta lograr una pasta flexible. Un truco para lograr una textura lisa y manejable es espolvorear harina de vez en cuando, sobre el mesón. Una vez mezclado todo se deja reposar por 10 minutos.
Con un rodillo se estira la masa que quede con 2 o 3 milímetros de espesor. Y cortar en tiras de 2 cm de ancho. Con el queso previamente  cortado, enrollar la masa alrededor del queso procurando cerrar muy bien los bordes para que no quede ninguna separación.

En la bandeja que tenías en el congelador coloca los tequeños y con la yema del huevo batida barniza cada uno. Hornea por 15 minutos o hasta que se vean dorados y crocantes.

Tequeños de Hojaldre  con queso y guayaba
Esta receta es muy nutritiva y es ideal para las loncheras de los pequeñitos de la casa, y además son muy sencillo porque no tienes que hacer la masa.


Ingredientes:
1 caja(450gr.) de pasta de hojaldre en láminas
500 gr. de pasta de guayaba
500 gr. de queso crema
1 huevo.

Preparación:
Precalentar el horno a 200 C o 400 F
Sacar las láminas de hojaldre y dejar a temperatura ambiente, hasta que sean fáciles de manipular.
Cortar la pasta de guayaba en tiras de 2x20 cm y con una cuchara colocar el queso en las tiras de pasta de hojaldre e ir enrollando en forma diagonal. Barnizar los tequeños con una yema de huevo batida, y colocar en una bandeja engrasada y enharinada. Llevar al horno hasta que queden dorados.

Tequeños de Plátano:
Estos  tequeños se pueden hacer de dos formas diferentes. Puedes hacer la masa con plátano o usarlos de relleno junto el queso blanco.


Masa de plátano.
Ingredientes:
1 plátano maduro cocido
1 taza de Harina de Avena (para hacerla solo debes licuar la avena en hojuelas y colarla)
Queso blanco duro picado en tiras.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 huevo para barnizar

Preparación:
Cocina el plátano sin piel en agua, una vez suave y caliente hazlo puré y añade el aceite de oliva. Añade poco a poco la harina de avena hasta hacer una masa manejable que no se pegue en los dedos.
Espolvorea harina en el mesa y procede a estirar la masa hasta que quede bastante delgada, corta en tiras de 2 cm y poco a poco enrolla el queso.
Coloca los tequeños en una bandeja y lleva a la nevera por  30 minutos. Barniza con el huevo y hornea hasta que estén levemente dorados.

Rellenos con plátano y queso
Ingredientes:
1 kilo de masa para tequeños (los clásicos)
2 plátanos maduros
Queso blanco duro picado en tiras
2 cucharadas de aceite

Preparación.
Extender la masa con el rodillo y cortar en franjas. Mientras tanto puedes hornear los plátanos maduros por 10 minutos a 180 C. Cuando estén listos, picar en pedazos largos y colocar junto el queso en la masa. Enrollarlos poco a poco, hasta que estén bien cerrados.
Fríelos hasta que estén dorados y prepárate para disfrutarlos.

Tequeños de chocolate:
Si  no te resistes al chocolate en cualquiera de sus presentaciones esta receta es ideal para ti. Es perfecta para la merienda de los niños o para el postre si le espolvoreas azúcar glass.


Ingredientes:
500 gr. de harina de trigo
175 gr de mantequilla
1 huevo
1/2 cucharada de sal
1 cucharada de azúcar
Chocolate cortado en barritas de 6 cm x 2.5 cm
Azúcar glass o canela para decorar

Preparación:
El procedimiento es el mismo  de la receta de los tequeños clásicos, lo único que varia un poco es que a esta masa también le agregas azúcar. Una vez hecha al masa la extiendes con un rodillo y cortas franjas de 2 cm de ancho y enrollas poco a poco las barras de chocolate procurando que queden bien cerradas y llevas los tequeños crudos a uno olla o sartén con aceite bien caliente y los fríes hasta que estén dorados. Retiras del fuego con una espumadera y eliminas el exceso de grasa colocando los tequeños en un palto con papel absorbente, cuando se sequen puedes colocar azúcar glass  y canela para decorar y están listos para disfrutarlos. También puedes hornearlos a 200 C por 20 minutos o hasta que los veas dorados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada