Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 12 de julio de 2015

Un teatro abandonado de los años treinta fue restaurado para convertirse en el Refettorio Ambrosiano donde 40 reputados chefs se turnarán para cocinar con los productos alimentarios reciclados de más de 400 toneladas de comestibles que llegan diariamente a la Expo Milano 2015

Cocina para el alma

Cocina para el alma |Foto: Archivo
Cocina para el alma |Foto: Archivo
Un teatro abandonado de los años treinta fue restaurado para convertirse en el Refettorio Ambrosiano donde 40 reputados chefs se turnarán para cocinar con los productos alimentarios reciclados de más de 400 toneladas de comestibles que llegan diariamente a la Expo Milano 2015

Massimo Bottura, el célebre chef italiano que se atrevió a reinventar las recetas de la nonna bajo el lema de tradición en evolución, el cocinero indispensable, como lo llama Alain Ducasse, no podía estar ausente de Expo Milano 2015.
Hace unos años, Bottura leyó en un periódico que en el planeta se desperdiciaban anualmente 1,4 millardos de toneladas de comida, cantidad más que suficiente para alimentar 4 veces a todos los que padecen de hambre en el mundo. Cuando el gobierno de su país lo invitó a contribuir con la exposición universal, el modenés concibió el proyecto Food for Soul. 
Un teatro abandonado de los años treinta fue restaurado para convertirse en el Refettorio Ambrosiano donde 40 reputados chefs se turnarán para cocinar con los productos alimentarios reciclados de más de 400 toneladas de comestibles que llegan diariamente a la feria.

Atendiendo la invitación de Bottura, profesionales de la talla de Ferran y Albert Adrià, Andoni Luis Aduriz, René Redzepi, Yoshihiro Narisawa, Mario Batali, Gualtiero Marchesi, Daniel Boulud, Michel Troisgros, Alain Ducasse, Alex Atala, Gastón Acurio, Virgilio Martínez, Rodolfo Guzmán, Enrique Olvera,  y el venezolano Carlos García, prepararán almuerzos y cenas que se servirán gratuitamente a estudiantes y personas necesitadas, desde el 25 de mayo hasta el  final de la exposición.
En palabras de Bottura, Food for Soul “no es un performance artístico, sino una acción útil para ayudar y poetizar la difícil cotidianidad de personas con dificultades” (…) “Los cocineros no pueden conformarse con cocinar en sus restaurantes. De aquí en adelante, ellos tienen una responsabilidad con el futuro de la alimentación mundial”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada