Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

martes, 7 de julio de 2015

La comida está presente en la visita del papa Francisco a Ecuador, Bolivia y Paraguay. En Ecuador, en el Colegio "San Javier" 20 padres de la Compañía de Jesús almorzaron con el papa y degustaron comida argentina y ecuatoriana en ese almuerzo privado en la ciudad de Guayaquil , donde se sirvió cebiche de camarón, seco de pollo y asado de bife, menú elaborado con comidas típicas argentina y ecuatoriana. El Papa "solicitó además para ese día comer plátano ecuatoriano y beber mate"

La comida familiar del papa Francisco con sus viejos amigos jesuitas

El papa Francisco había pedido cuando se organizó el viaje a Ecuador poder visitar el Colegio Javier de la Compañía de Jesús en Guayaquil y así hoy pudo tener un momento de pausa y almorzar en una ambiente "muy familiar" con sus viejos amigos jesuitas.

Tras la multitudinaria misa en el parque de los Samanes en Guayaquil, Francisco se dirigió a este centro educativo para comer con 20 padres jesuitas, "donde el ambiente fue muy familiar y se habló de los conocidos en común durante tantos años", explicó a Efe, el padre Antonio Spadaro, director de la revista de la Compañía "Civilta católica", quien asistió a la comida.
Otro de los asistentes, el director de la sección española de Radio Vaticano, el jesuita argentino, Guillermo Órtiz, relató el clima cordial y de relajación que vivió el papa, a quien le encantan estos momentos.

"No estaba para nada cansado y disfruto de un momento familiar", a pesar de la agotadora misa en Guayaquil bajo un calor asfixiante.

Francisco había querido incluir esta etapa en su viaja a Ecuador para poder así volver a saludar al español, nacido en Málaga, Francisco Cortes García, conocido como padre Paquito, que tiene 91 años y desde 1963 se encuentra en esta ciudad ecuatoriana.

Un encuentro emotivo, revelaron los asistentes, ya que ambos no se veían desde hace 30 años.

Francisco conoció al padre Paquito en 1980 en ocasión de un viaje y nació una amistad y una colaboración, cuando el entonces superior provincial de los jesuitas y después rector de la Compañía en Argentina envió algunos sacerdotes a formarse en este centro.

Cómo en los días previos de la visita del papa, padre Paquito no se creía que Francisco se hubiera acordado de él y así lo volvió a repetir durante este encuentro.

Al fin y al cabo sólo se habían visto en tres ocasiones, se recordó.

En esos años se mandaron a Guayaquil a varios sacerdotes para su formación, "fueron en total 30 los llamados maestrillos" argentinos que viajaron a la ciudad ecuatoriana, entre ellos Diego Fares, uno de los grandes amigos de Jorge Bergoglio.

En esta comida entre viejos amigos se llegó incluso a comentar que entre ellos había quien "había adivinado que Bergoglio saldría papa".

"Pues que juegue a la lotería", dijo Francisco, según desveló Ortiz a Efe.

Una comida además dedicada completamente al pontífice ya que se bebió un vino de Mendoza (Argentina), y hubo ceviche y otro pescado acompañado de patatas y ensalada, sopa de gallina y ensalada.

Y el postre sirvió de tarta para el padre Spadaro que cumplió hoy los años.


"Busquemos una vela", dijo el pontífice cuando se le recordó que era el cumpleaños del director de la revista mensual de los jesuitas, a quien le tocó así soplarla delante de todos.

Al final del almuerzo también al papa se le obsequio con un mate.

Los 20 padres de la Compañía de Jesús que almorzaron con el papa proceden de cuatro comunidades de la ciudad y explicaron algunas de sus labores como un centro para mujeres maltratadas.
×

Para terminar un "selfie" (autofoto) del papa con Edwin Moscoso, de la Unidad Educativa Particular BORJA; Freddy Medrano (Fe y Alegría) y Gilberto Freire, el provincial.
Mate en calabaza.jpg
Yerba servida en un tradicional mate de calabaza y con una bombilla
Se denomina mate a la infusión hecha con hojas de yerba mate (Ilex paraguariensis), planta originaria de las cuencas de los ríos Paraná,Paraguay y el curso superior del Uruguay. Estas plantas previamente secadas, cortadas y molidas forman la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a los taninos de sus hojas. Por esto, hay quienes gustan de endulzar un poco el mate con azúcar, miel, stevia o endulzante no calórico. La espuma que se genera al «cebar» se debe a los glucósidos que la yerba mate contiene.1
Era consumido desde la época precolombina entre los pueblos originariosguaraníes (y por influencia de esto, también lo hacían otros grupos que realizaban comercio con los guaraníes, como los querandíes, los pampas antiguos, los qoms, etc.).
Fue adoptado rápidamente por los colonizadores españoles, y quedó como parte del acervo cultural en ArgentinaBolivia (TarijaSanta Cruz,Chuquisaca), Paraguay y Uruguay, en donde se consume mayoritariamente, y también en zonas de Brasil y Chile (Entre Valparaíso yMagallanes).
Como sucede con el , el café o el chocolate, el mate posee un efecto estimulante debido a la cafeína que contiene.2 3 Anteriormente, y en forma popular se pensaba que tenía un energizante similar pero no igual, al que se llamaba "mateína".2 3
Además se le suma un efecto, que es compensado por el alto consumo de agua que se realiza cuando se matea, resultando así una infusión digestiva, depuradora y ―al poseer antioxidantes― preservadora del organismo. Como las otras infusiones mencionadas, el mate tiene cierta acidez, razón por la que muchas veces se le añaden ―en escasas proporciones― otras hierbas (digestivas, reguladoras de la función hepática, sedantes, etc.) que logran neutralizar la acidez[cita requerida] como también compensar el ligero efecto estimulante de la cafeína.[cita requerida]
Tradicionalmente, el mate se bebe caliente mediante un sorbete denominado bombilla colocado en un pequeño recipiente, que es denominado ―según la zona― «mate», «cuya», «porongo» o «guampa», que contiene la infusión.
Por lo común se distingue al recipiente llamado porongo del llamado «mate» por ser el primero de mayores dimensiones y de boca ancha. Aunque se obtienen normalmente del porongo (Lagenaria siceraria), una cucurbitácea cuyo fruto tiene una corteza fuerte y leñosa apta para ser usada como recipiente, desde tiempos coloniales se han realizado mates de plata, cuerno vacuno (guampa), porcelanavidrio o madera (en generalquebracho o palo santo) o pezuña de toro labrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada