Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 31 de julio de 2015

El consumo de alimentos ultraprocesados ha venido creciendo en los últimos años en América Latina con respecto a regiones como Norteamérica, advirtió un experto en Bogotá, que considera la alimentación tradicional como el secreto para combatir la obesidad en el mundo.

El Carabobeño 31 julio 2015

Consumo de productos ultraprocesados ha crecido en A. Latina

Productos ultra procesados. (Foto Archivo Referencial)
EFE
El consumo de alimentos ultraprocesados ha venido creciendo en los últimos años en América Latina con respecto a regiones como Norteamérica, advirtió un experto en Bogotá, que considera la alimentación tradicional como el secreto para combatir la obesidad en el mundo.
Según Jean-Claude Moubarac, investigador del departamento de Nutrición Humana de la Universidad de Montreal, mientras la venta de productos ultraprocesados bajó un 9 % entre 2000 y 2013 en América del Norte, ha crecido en otras regiones, entre ellas Latinoamérica.

"Hay una saturación del mercado en Canadá y Estados Unidos", señaló el investigador en el XI Congreso Colombiano de Obesidad, aunque, según las cifras de su presentación, este último país, encabezó en 2013 las ventas de productos ultraprocesados con 308 kilogramo/persona, frente a un 90,2 de Colombia y 6,7 de La India.

Moubarac explicó que los productos ultraprocesados son aquellos que produce la industria de forma masiva, vienen en grandes porciones y generan adicción o consumismo, entre los que mencionó las bebidas gaseosas, golosinas y cereales procesados.

El experto advirtió, por ejemplo, que las ventas de bebidas gaseosas subieron un 25 % en América del Norte entre 2000 y 2013, mientras el consumo en América Latina avanzó alrededor de un 100.

"Lo que vemos es que el consumo de estos productos ultraprocesados ha subido en todos los países en los últimos 15 años", aseguró el experto a Efe.

Indicó que en México, Chile y Argentina ha repuntado la compra de estos artículos y se registra una "tasa de obesidad más alta" con respecto a la región.

Pero alertó que el consumo "está subiendo también en países como Perú y Bolivia, donde la tradición de comer en casa todavía existe".

"Nos preocupa el aumento sistemático en todos los países", apuntó el investigador, que citó estudios según los cuales si "sube el nivel de consumo de productos ultraprocesados se aumenta el riesgo de obesidad".

Y para combatir la obesidad, Moubarac recomendó tener una dieta basada en alimentos mínimamente procesados y que incluya "el aceite, el azúcar y el sodio con moderación".

"El secreto es regresar a la alimentación tradicional", añadió el experto, al señalar que la clave es que en la preparación se usen ingredientes y alimentos naturales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada