Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 12 de julio de 2015

Más de 170 sitios para comer y beber convierten a Expo Milano 2015 en una suerte de colosal comedor de infinitas posibilidades

Alimentando el planeta desde Milán

Exposición Internacional busca energía para la vida |Foto: Archivo
Exposición Internacional busca energía para la vida |Foto: Archivo
Más de 170 sitios para comer y beber convierten a Expo Milano 2015 en una suerte de colosal comedor de infinitas posibilidades

Por segunda vez en la historia de las exposiciones universales, Milán alberga la gran muestra que, en esta ocasión y con el tema “Alimentar el planeta, Energía para la vida”, logró la participación de 142 países. La Exposición Internacional de Milán se inauguró el 1° de mayo y permanecerá abierta hasta el 31 de octubre de 2015. Durante 184 días se esperan más de 20 millones de visitantes en el recinto ferial que ocupa una superficie de 110 hectáreas.
A los tradicionales pabellones nacionales se suman 9 clusters, espacios que agrupan distintas comunidades por temas de  interés común vinculados a la comida: arroz; cacao y chocolate; café; frutas y legumbres; especias; cereales y tubérculos; bio-mediterraneum; islas, mar y comida; zonas áridas.
En el cluster dedicado a cereales y tubérculos se localiza el área expositiva de la representación oficial venezolana. Allí tendrán lugar actividades educativas y de entretenimiento enmarcadas en la consigna “Venezuela alimenta la conciencia del pueblo”.
Además de los pabellones y los clusters se han incorporado cinco zonas temáticas orientadas a enriquecer la experiencia integral de la exposición desde una perspectiva educativa. Estas zonas y sus contenidos son: Pabellón Zero (historia de la alimentación); Parque de los Niños (sostenibilidad para los productores y consumidores del futuro); Parque de la Biodiversidad (cultivo y sus diferentes enfoques); Distrito de la Comida del Futuro (cadena alimentaria y tecnología); Arte y Comida (la comida en el arte desde 1851).
Más de 170 sitios para comer y beber convierten a Expo Milano 2015 en una suerte de colosal comedor de infinitas posibilidades. A la oferta de los pabellones de países interesados en difundir su gastronomía se añaden restaurantes, puestos de comida callejera, bares, cadenas de fast-food y espacios gourmet como Eataly, entre las múltiples alternativas para satisfacer apetitos curiosos y estómagos voraces. Gusto y bolsillo son los únicos límites.

Carta de Milán
El legado más importante de la Expo Milano 2015 será la Carta de Milán.  El propósito de este documento es promover un acuerdo global sobre el tema alimentario de forma que todas las naciones modifiquen su visión acerca del modo actual de producir y consumir alimentos, estableciendo derechos y obligaciones sobre seguridad alimentaria, biodiversidad y sostenibilidad, entre otros temas fundamentales. El documento será entregado al final de exposición a Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas.
La Carta de Milán establece límites éticos a la investigación agronómica, fomenta el libre acceso a la alimentación como derecho humano fundamental  y aboga por la defensa del medio ambiente. Su contenido es el resultado de la reflexión y el debate de más de 500 expertos reunidos en 42 mesas de trabajo organizados en 4 áreas: desarrollo de la equidad y la sostenibilidad; comida como fuente de energía para la vida; agricultura, comida y salud para un futuro sostenible; opciones para una ciudad más humana.
Este documento ha sido concebido como una herramienta de la ciudadanía mundial para afirmar el derecho a la alimentación. En línea con esta intención, todos los ciudadanos, asociaciones, empresas e instituciones del mundo pueden conocer y suscribir el texto de la Carta de Milán, consultando la siguiente dirección: http://carta.milano.it/en/#firmalacarta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada