Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 17 de julio de 2015

El tomate de árbol, ese fruto proveniente de los andes venezolanos, de tamaño mediano, textura lisa, color rojo y con un sabor agridulce, es un gran aliado para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Y es que un reciente estudio realizado por la Universidad Simón Bolívar (USB) revela que sus diferentes nutrientes ayudan a combatir las afecciones del corazón.

El tomate de árbol protege al corazón

Un estudio de la USB comprobó que reduce el colesterol y los triglicéridos

imageRotate
Para quitarle la cáscara se hierve tres minutos CORTESÍA SERENELLA ROSAS
| 1 | 2 | 3 |
GABRIEL BARRETO |  EL UNIVERSAL
viernes 17 de julio de 2015  12:00 AM
El tomate de árbol, ese fruto proveniente de los andes venezolanos, de tamaño mediano, textura lisa, color rojo y con un sabor agridulce, es un gran aliado para la prevención de enfermedades cardiovasculares. Y es que un reciente estudio realizado por la Universidad Simón Bolívar (USB) revela que sus diferentes nutrientes ayudan a combatir las afecciones del corazón. 

Según el último Anuario de Mortalidad del Ministerio de Salud del año 2012 las enfermedades del corazón representaron la primera causa de muertes en el país por enfermedades diagnosticadas con 30.467 casos reportados. 

Las investigadoras Alexia Torres y Julieta Guinand, del Departamento de Procesos Biológicos y Bioquímicos de la USB revelaron, con un estudio en ratones, que existe una relación entre el consumo de tomate de árbol y la disminución y control de los niveles de colesterol, esto debido a que es un alimento rico en antioxidantes como el ácido aminobutírico, el licopeno, los polifenoles y las antocianinas. 

La profesora Torres explicó que para comprobar el estudio utilizaron a un grupo de ratones a los que se les midió los niveles de colesterol. Luego fueron divididos en grupo y sometidos a una dieta control y suplementada, esta última caracterizada por la presencia del tomate de árbol. 

Las dietas fueron suministradas por un periodo de tres días en los cuales se registró el peso corporal y consumo de alimentos de los animales. Al finalizar el estudio se obtuvo una muestra de sangre a través de una punción cardiaca al ratón. En la que se determinó una disminución del 42% en los niveles lípidos en la sangre con respecto a los que consumieron la dieta basal. 

Así mismo, el estudio permitió comprobar que las concentraciones de colesterol HDL, comúnmente llamado el bueno, aumentaron en promedio 14%, mientras que el LDL, considerado el malo disminuyó 33%. 

Estos resultados permiten inferir de la importancia de incentivar el consumo del tomate de árbol para la prevención de enfermedades cardiacas, concluyó Torres. 

Del árbol a la mesa

Serenella Rosas Flunger, quien es cocinera y comunicadora social enfantizó que los alimentos como el tomate de árbol que sean consumidos con propósitos medicinales deben prepararse y consumirse de forma inmediata, pues de los contrario los frutos pierden sus nutrientes.

Con respecto al tomate de árbol, Flunger, quien se considera una amante de esta fruta, dijo que su piel no es comestible debido a su dureza, por lo debe hervirse por aproximadamente tres minutos y detener su cocción para evitar que el fruto pierda los nutrientes. 

Macarrones, pollo en salsa, jugos, batidos, postres y hasta helados, son algunos de los platos que se pueden preparar. 

Para la preparación de la ensalada el procedimiento es el mismo que con el tomate tradicional, sólo debe picarse y mezclar con los ingredientes de su preferencia. 

En cambio, con los dulces se comienza a separar la semilla del fruto, se añade azúcar al gusto, se cocina por un tiempo aproximado de veinte minutos o hasta que este al punto, luego se deja reposar por algunas horas y al final se obtiene un relleno ideal para crepe, galletas brazo gitanos y tartaletas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada