Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 31 de enero de 2016

Escasos y caros por eso deben tratarse con atención para que duren en la nevera y estén frescos a la hora de consumirlos. Acá les damos algunas recomendaciones que los ayudarán a saber cuándo no están aptos para el consumo y por cuánto tiempo pueden refrigerarse.

Cuidados para conservar los huevos

Escasos y caros por eso deben tratarse con atención para que duren en la nevera y estén frescos a la hora de consumirlos. Acá les damos algunas recomendaciones que los ayudarán a saber cuándo no están aptos para el consumo y por cuánto tiempo pueden refrigerarse.

por HERCILIA GARNICA  |  imagen: SHUTTERSTOCK | VIERNES 29 DE ENERO DE 2016

Por el temor de que puedan acabarse y que no encuentre la forma de reponer las faltas la gente conserva por más tiempo del necesario los huevos. Además de este error coyuntural la gente también lava los huevos, los deja fuera de la nevera o los compra astillados.

De acuerdo con las recomendaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos los huevos siempre deben mantenerse refrigerados y no deben ser dejados a temperatura ambiente por más de 2 horas porque pueden sudar y esa reacción facilita el crecimiento de las bacterias.

Aunque en algunas regiones de Europa tienen la costumbre de dejar los huevos a temperatura ambiente,  refrigerar es el modo más seguro de evitar la  Salmonella, la cual puede transmitirse desde la parte exterior del huevo hacia adentro y mucho más rápido si hay estiércol de pollo en la cáscara.

Tampoco deben lavarse. Cuando  la gallina pone el huevo tiene una cubierta protectora por fuera y si se lava se corre el riesgo de quitar esa capa que los protege.  Cuando esto ocurre se incrementa la posibilidad de generar una contaminación bacteriana desde la cáscara a la parte interna del huevo.

En algunos lugares del mundo, como Estados Unidos, los huevos suelen venir marcados con la fecha de vencimiento, y eso facilita la determinación del plazo de consumo. Si ese no es su caso, entonces calcule desde que los compró y los colocó en el refrigerado un tiempo máximo de  5 semanas. Después de esa fecha es probable que el alimento ya no esté fresco.

Revise el cartón antes de comprarlo y compruebe que no haya huevos quebrados.  Las bacterias también pueden entrar a través de esos pequeños orificios que tiene la cáscara. Sin embargo si se rompen en el tramo de la tienda a la casa, quiébrelos en un recipiente limpio, cúbralo, manténgalo refrigerado y úselo en los próximos dos días. Si se quiebran durante el proceso de cocción, se pueden usar con seguridad.



Luego de seguir estas recomendaciones iniciales es importante que siga otros consejos cuando ya haya cocinado los huevos.  ¿Sabía usted, por ejemplo, que los huevos cocidos se estropean mucho más rápido que los huevos frescos? Pues sí, eso se debe a que al hervirlos se destruye   la capa protectora que los recubre,  esa fina película encargada de impedir el acceso de las bacterias a través de los poros de la cáscara.

Una vez hervido el huevo debe ser consumido, máximo, dos horas después y si lo guarda en la nevera se conservará por una semana, aproximadamente, no más.

Una buena técnica para saber si aún se mantiene la frescura de un huevo es colocarlo en un vaso con agua. Si se sumerge el huevo está fresco, si flota es porque el huevo ya alcanzó su fecha de vencimiento.




Recetas fáciles
Huevos rellenos de atún


Los huevos rellenos son muy sabrosos y es muy fácil hacer esta receta. Se elabora con huevos duros aliñados con diferentes ingredientes. Lo habitual es rellenarlos de pescado, encurtidos, salsas, pasta...

Ingredientes

4 huevos

2 latas de atún en aceite de oliva

1 tomate natural

Mayonesa

Preparación

Pon a calentar agua en una olla y cuando comience a hervir coloca los huevos. El agua debe cubrir por completo los huevos.

Deja cocer durante 10 minutos a fuego medio alto. Cuando haya pasado este tiempo, retira del fuego y deja enfriar para poder pelarlos.

Una vez pelados, córtalos por la mitad en vertical y quítales la yema. Reserva esta yema en un recipiente.

Añade a la yema, el atún y 1 tomate rallado y mezcla bien.

Añade la mayonesa al gusto.

Rellena con esta mezcla las mitades del huevo.

Pon una pizca de mayonesa encima de cada huevo para adornar y echa por encima un poco de yema desmenuzada.

Si quieres también puedes ponerle un trocito de pimiento morrón por encima.

Tortilla con espinacas
Cocer las espinacas durante unos minutos en agua con un poco de sal, escurrir bien y reservar.  Cortar dos dientes de ajo en trozos muy pequeños. Poner en una sartén aceite de oliva virgen y freír los ajos, sin que lleguen a dorar.

Añadir las espinacas y salpimentar al gusto, remover y dejar unos minutos hasta que suelten y evapore el agua.  Echar los huevos, mezclar en la misma sartén removiendo y dejar que cuaje.

Dar la vuelta, dejar un minuto y listo para consumir.  Servir con tomatitos cherries.

Frittata de brócoli y papa
5 huevos grandes, 3 ajoporros, 2 zanahorias, medio brócoli  cortado en trozos pequeños, sal, pimienta, queso parmesano rallado, dos papas previamente cocidas y cortadas en trozos pequeños, aceite de oliva.

Se pican las verduras en trozos pequeños y se saltean en aceite de oliva durante 4-5 minutos. Mientras en un recipiente se baten los huevos y se salpimentan al gusto.

Se retiran las verduras por unos minutos, se baja la temperatura del fuego. Se coloca otra vez la sartén, se añaden los huevos batidos, luego las verduras, las papas y el queso. Se deja  cocinar leeeentamente, en total por unos 15-20 minutos.

Huevos rancheros
Ingredientes

2 tortillas de maíz

2 huevos

2 tomates maduros

1/2 cebolla

1/2 pimiento verde

1 cucharadita de salsa de chile

1 pizca de sal

1 pizca de sal de ajo

Aceite de oliva

Preparación

Pica la cebolla, el pimiento verde y los tomates en trocitos muy pequeñitos. Ponlo en una sartén con un chorrito de aceite y sofríe.

Añade una cucharadita de la salsa de chile, una pizca de sal y otra pizca de sal de ajo. Remueve de ven en cuando. Cuando esté en su punto, retira y reserva en caliente.

En otra sartén con un poquito de aceite de oliva, calienta y dora las tortillas de maíz una a una por los dos lados. Reserva en caliente.

En otra sartén fríe los dos huevos.

Monta el plato poniendo una tortilla de maíz, encima los dos huevos y por encima la verdura.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada