Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 16 de enero de 2016

Hildegard Bethke trabajó durante muchísimos años en Cervecería Polar. Y aunque estaba feliz con lo que hacía, su sueño era dedicarse por entero a una de sus grandes pasiones: el chocolate. Así que hace tres años decidió poner las manos en la masa -o mejor, en el cacao- y creó Bombonbet, su propia empresa de elaboración de bombones, que el 13 de febrero está de aniversario.

Deliciosos bombones que se compran por encargo

La venezolana Hildegard Bethke trabaja con cacao venezolano

imageRotate
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 |
EL UNIVERSAL
sábado 16 de enero de 2016  12:00 AM
Hildegard Bethke trabajó durante muchísimos años en Cervecería Polar. Y aunque estaba feliz con lo que hacía, su sueño era dedicarse por entero a una de sus grandes pasiones: el chocolate. Así que hace tres años decidió poner las manos en la masa -o mejor, en el cacao- y creó Bombonbet, su propia empresa de elaboración de bombones, que el 13 de febrero está de aniversario.

Y todos hechos con cacao cultivado en distintas regiones (oriente, centro u occidente) del país. Y de manera totalmente artesanal. 

Por estos días, por ejemplo, Bethke trabaja con chocolate Kron, que somete primero a un proceso de temperado (el bitter a 29 grados y blanco a 33 grados, por ejemplo), le agrega luego manteca de chocolate, y finalmente le da forma. 

Y a gusto del consumidor. Con o sin rellenos. Con la técnica francesa (con molde) o la belga (más artesanal). Con trocitos de maní, nuez, avellanas o frutas secas. Con palitos en forma de chupeta. Comunes y corrientes (esto es, con la tradicional forma ovalada) o con motivos especiales para fiestas como Pascua, Halloween y Navidad.

Sin contar que a principios de año, en vista de la fiebre de la nueva película de la saga La guerra de las galaxias: el despertar de la fuerza, se le antojó hacer unos con la máscara de Darth Vader, otros con el Falcon Millenium de Han Solo, y hasta algunos con la imagen de los robots R2D2 y BB8, entre otros tantos.

Y aunque a Hildegard Bethke le encantan sobre todo los rellenos tropicalizados, igual los prepara a petición del cliente: con licor, con sabores cítricos (pie de limón, parchita) y dulces como arequipe o nutella casera. Y hasta uno que bautizó como "salted caramel": con crema y una pizca de sal que termina explotando curiosamente en el paladar. 

Los pedidos, agrega, pueden ser de pequeñas unidades o en grandes cantidades, como para mesas de bodas, bautizos y confirmaciones, así como reuniones corporativas, conferencias y convenciones. Solo hay que avisarle con tres días o tres semanas (dependiendo del pedido) de anticipación. 

"En esos casos preparo una cata para que el cliente pueda decidir qué sabores y formas prefiere, porque lo importante es que quede satisfecho", agrega la chocolatera, quien comenta que pronto va a hacer un concurso en Instagram (@bombonbet) para regalar un combo de bombones. SV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada