Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 15 de octubre de 2015

Casi uno de cada tres habitantes del planeta sufre de malnutrición, según el Informe de la Nutrición Mundial 2015, presentado en Madrid por las ONG Acción contra el Hambre y Save the Children.

La tercera parte de la población está malnutrida

Según las ONG Acción contra el Hambre y Save the Children, dos billones de personas sufren de malnutrición, 1.900 millones tienen sobrepeso, 794 millones presentan deficiencias nutricionales y uno de cada doce padecen diabetes.

imageRotate
Dos billones de personas sufren de malnutrición (Cortesía freeimages.com)
EL UNIVERSAL
miércoles 14 de octubre de 2015  12:00 PM
Madrid.- Casi uno de cada tres habitantes del planeta sufre de malnutrición, según el Informe de la Nutrición Mundial 2015, presentado en Madrid por las ONG Acción contra el Hambre y Save the Children.

El informe, que ha sido coordinado por el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias, asegura que dos billones de personas sufren de malnutrición en el mundo, 1.900 millones de adultos tienen sobrepeso o son obesos, 794 millones presentan deficiencias nutricionales y uno de cada doce adultos padecen diabetes.

Un total de seis millones de niños fallecieron en el planeta en 2013 por causas que se pueden prevenir, de los cuales 3,1 millones murieron por malnutrición, lo que supone 8.500 niños al día, agrega el documento.

El responsable de nutrición de Acción contra el Hambre, Antonio Vargas, y el director de Cooperación Internacional de Save the Children, David del Campo, destacaron estos datos durante la presentación del estudio.

La investigación, elaborada con aportaciones de más de setenta autores, analiza la malnutrición en todas sus formas, desde la privación extrema de alimentos hasta el sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

Save the Children: 8.500 niños mueren cada día por desnutrición
"La desnutrición retrocede, pero los donantes tienen que cuadruplicar su inversión para erradicarla en 2030"
Por Redacción
Madrid, 15 de octubre de 2015 (ZENIT.org)
Save the Children y Acción contra el Hambre presentaron este miércoles en Madrid, el Informe Mundial de Nutrición 2015. El estudio ha sido difundido con motivo del Día Mundial de la Alimentación que se celebra el domingo 18 de octubre y es el segundo infore de este tipo.
Entre los datos positivos, señala la existencia de 96 millones de niños menos con desnutrición crónica que hace 25 años, y que dentro de un año 15 países más podrían cumplir con los objetivos de reducción de la desnutrición marcados para 2025 por la Asamblea Mundial de la Salud.
Entretanto en el 2013, unos 6 millones de niños fallecieron por causas prevenibles relacionadas con la salud, de las cuales, 3,1 millones fallecieron por causas asociadas con la malnutrición. O sea unos 8.500 niños mueren al día en el mundo por este problema, indicó el responsable de Salud y Nutrición de Acción contra el Hambre, Antonio Vargas.
El Informe  Mundial de Nutrición 2015 pone de relieve la necesidad de que los gobiernos de los países en desarrollo dupliquen su financiación de intervenciones específicas en nutrición y pide a los países de la OCDE que cuadripliquen esta inversión.
Específicamente financiando concretamente el paquete básico nutricional, que contiene diez intervenciones clave como la promoción de la lactancia exclusiva hasta los seis meses, la suplementación con vitamina A o zinc a niños o el tratamiento comunitario de la desnutrición aguda severa.
“Los gobiernos del mundo parece que comienzan a comprender por fin que una buena salud nutricional es la premisa para la realización de cualquier otro derecho básico de las personas y el punto de partida para el desarrollo sostenible de cualquier país”, indicó Antonio Vargas.
Por su parte el director de Cooperación Internacional de Save the Children), David del Campo señaló la existencia de otra amenaza, “la obesidad y las enfermedades relacionadas que están costando hasta un 20 por ciento de los presupuestos sanitarios en el mundo”.
Acción contra el Hambre y Save the Children presentaron una batería de medidas para mejorar el estado nutricional del mundo, desde la puesta en escala del tratamiento (un tratamiento sencillo y asequible al que solo tienen acceso uno de cada 10 niños que lo necesitan) hasta la financiación de intervenciones específicas en nutrición.
Además del enfoque integrado (que combina medidas relacionadas con el agua, el saneamiento y la higiene y los medios de vida), o la mejora en el seguimiento, reporte y rendición de cuentas de la inversión en nutrición. La nutrición, la mejor inversión posible, necesita 9.000 millones de euros cada año, indicaron los portavoces.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada