Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 31 de octubre de 2015

Hacer los alimentos menos tóxicos, con mayores estándares de calidad, utilizando energías limpias y hacer que la agricultura tenga menos impacto en la naturaleza es la visión y el objetivo de Hans Johr, director global de Desarrollo Agrícola de Nestlé.

Del campo a la mesa

Realizar buenas prácticas en la agricultura hace que los alimentos sean más saludables y tengan una mejor calidad.

imageRotate
Hans Johr, director global de Desarrollo Agrícola de Nestlé (Cortesía)
Contenido relacionado
CAROLINA CONTRERAS A. |  EL UNIVERSAL
sábado 31 de octubre de 2015  12:00 AM
Hacer los alimentos menos tóxicos, con mayores estándares de calidad, utilizando energías limpias y hacer que la agricultura tenga menos impacto en la naturaleza es la visión y el objetivo de Hans Johr, director global de Desarrollo Agrícola de Nestlé.

"Creamos un concepto que se llama 'agricultura integral' que consiste en realizar buenas prácticas en la agricultura, como por ejemplo, definir en qué tipo de insumos y tecnología se usan para la fertilización, la siembra, el procesamiento de la materia prima, así como en no desperdiciar alimentos", explica Johr.

La idea de esta agricultura con sentido es producir alimentos que sean seguros y nutritivos para el consumo humano, satisfacer las demandas sociales de población, utilizar los recursos naturales de manera responsable y construir un medio de vida sostenible.

Johr señala que las buenas prácticas empiezan desde el momento en que se prepara el suelo para producir un alimento óptimo y llegar hasta la mesa de las familias.

"Se prepara la fertilización de suelos, se guía el trabajo de campo, se enseña a los agricultores a cosechar, a optimizar y trabajar los recursos de la mejor manera y se acompaña toda la cadena de producción incluso hasta que llega la cocina al consumidor".

El especialista en agricultura y doctorado en Economía indica que para poner en funcionamiento estas normas también se deben seguir los códigos alimentarios de los países, ya que apunta a que ningún país tiene las mismas normas a la hora de procesar y trabajar la comida. Por ello, quienes trabajan en esta área  deben ceñirse a ellos.

"Se debe definir qué tipo de insumos y tecnología se usan para la fertilización de suelos, qué se debe hacer o no a la hora de sembrar, aprender a trabajar con la gente del campo y crear escuelas para que la gente aprenda a trabajar el campo", comenta.

Johr insiste en la necesidad de educar a los trabajadores del campo y también a quienes trabajan con animales (productores de carne, leche y huevos) para que produzcan alimentos de calidad, que contengan los mínimos químicos en su elaboración y procesamiento y así lograr el objetivo de todos: que sean más saludables para el consumo humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada