Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 12 de diciembre de 2015

El mal olor y sabor del agua de consumo

El Carabobeño 08 de Diciembre de 2015 - 09:09 AM

El mal olor y sabor del agua de consumo

(Foto Archivo)


Dr. Rafael Tobías Blanco Vilariño

Las Cianobacterias, son un amplio grupo de microorganismos, que han existido en todas las aguas del mundo desde hace mas  de 2500 millones de años y fueron conocidas como algas verde y azules; que son las que dan el color a los océanos y las  que por su mecanismo fotosintético al tomar el Hidrogeno del agua (H2O) para usarlo en su metabolismo, liberaban el oxígeno (O2) hacia la atmósfera, por que este les era tóxico a ellas, lo que  permitió el enriquecimiento de la primitiva atmósfera en oxígeno, facilitando así el  aparecimiento de la vida oxigeno-dependiente sobre la superficie del primitivo globo azul: plantas, animales y la especie humana. 
Hoy, sabemos de la existencia de cianobacterias peligrosas para la salud publica como la Anabaena circinalis, Microcystes aeruginosa, la Nodularia spunigera etc, productoras de una sustancia conocida como “Geosmina” que en griego significa “olor de la tierra” cuando esta se humedece  cuando llueve, y es la que le confiere al agua de consumo al salir del  grifo un aroma y sabor muy desagradable, y, en el mundo animal, es la que permite que los camellos y elefantes de los desiertos descubran donde están las fuentes de agua. 
Este grupo de cianobacterias también elaboran potentes toxinas hepatotóxicas y neurotóxicas; por lo que cuando dichas bacterias se concentran en las orillas de lagos o embalses por efecto de los vientos, condicionan la muerte de perros, ganado, aves y peces. En el humano, cuando estas cianobacterias toxigénicas logran contaminar los filtros de las plantas potabilizadoras, representan un alto riesgo en salud pública. 
Y cuando los parámetros bacteriológicos y bioquímicos no se cumplen, veremos en los filtros de nuestros hogares  la formación de una capa mucilaginosa; no es mas que una biomasa de algas, bacterias, hongos y sustancias orgánicas que será mas abundante mientras mas impura sea el agua; por lo que su ingesta no es nada salubre. Son los elementos que deben ser evaluados en el agua de consumo y ver si su concentración está acorde con los parámetros de la  OMS. 

* Médico Microbiólogo Clínico/UC 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada