Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 5 de diciembre de 2015

Los fines de semana, la venezolanidad comienza temprano en Mingo, un nuevo restaurante de El Hatillo llamado así por la pequeña esfera a la que todas las bolas criollas deben arrimarse lo más posible. En sus espacios, en los que se aprovecha la luz natural, sirven desayunos desde las 9 am.

El menú se arrima al "Mingo"

En El Hatillo abrió un espacio de comida venezolana típica y, a la vez, original

imageRotate
| 1 | 2 | 3 |
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
sábado 5 de diciembre de 2015  12:00 AM
La cocina de Mingo logra una curiosa combinación en sus platos: entremezcla los sabores de la infancia y la sorpresa de encontrar versiones originales de los platos criollos. 

Los fines de semana, la venezolanidad comienza temprano en Mingo, un nuevo restaurante de El Hatillo llamado así por la pequeña esfera a la que todas las bolas criollas deben arrimarse lo más posible. En sus espacios, en los que se aprovecha la luz natural, sirven desayunos desde las 9 am. 

Por supuesto que hay empanadas crujientes tradicionales de maíz pero también unas originales de masa de caraota o de ají. Las arepas destacan por sus rellenos: está la pepiada, la de pabellón -con carne mechada, crema de caraota tajadas y queso frito-, de pernil horneado con tomates manzanos, de solomo al grill con aguacate y huevo frito, asado negro con queso guayanés y plátano frito y la "Mingo" con carne mechada, huevo pochado, queso crineja y aguacate.

También se puede probar de todo con la opción "Ármalo a tu gusto", para escoger distintas opciones como caraotas refritas, quesos variados, omelette, huevos revueltos o en cazuela con huevas de lisa y perico, entre muchos otros, para servir con arepas de maíz, zanahoria, chicharrón o afrecho. 

Algo que se ha convertido en un éxito es el fondue de queso telita, que se sirve con arepitas de ají dulce, torticas de ocumo y buñuelos de yuca. 

Los sabores propios continúan como hilo conductor del menú de almuerzos y cenas, que se sirven de miércoles a viernes desde el mediodía y hasta las 11 de la noche. Las recetas inspiradoras provienen de toda Venezuela.

Así, puede disfrutarse de un típico asado negro caraqueño con el toque dulzón del papelón; de un talkary de cordero en confitura de ají dulce, un parguito con tostón como los de La Guaira, un plato de carne a la llanera con palo a pique, aguacate y picante y los tequeños "golfeados" pues llevan un sirope de papelón, ron y anís. 

Y como Venezuela es un mestizaje y así es nuestra comida, resultan atractivos lo que ellos llaman "musiús reencauchados" como el risotto de la negra con trozos de asado negro y queso telita y los ñoquis de plátano con relleno de cordero y queso guayanés.

Al frente de la cocina están Carlos Velarde como chef ejecutivo y Larry García como chef y el menú fue creación del catering Cuisine & Ron. Mingo queda en El Hatillo, en la calle Santa Rosalía, frente a la plaza Bolívar. Sus redes: @MingoRestaurante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada