Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 3 de diciembre de 2015

Las cadenas de restaurantes en Nueva York que sirven menús con mucha sal deberán indicarlo a sus clientes con un cartel de un salero sobre un fondo negro, un paso inédito en Estados Unidos para reforzar la información a los consumidores.

Cadenas de comida rápida deberán informar sobre cantidad de sal utilizada

La información deberá colocarse en un cartel con un salero dibujado sobre fondo negro.

imageRotate
Es necesario saber cuánta sal oculta se está consumiento (Cortesía FreeImages.com)
EL UNIVERSAL
miércoles 2 de diciembre de 2015  05:07 PM
Nueva York.- Las cadenas de restaurantes en Nueva York que sirven menús con mucha sal deberán indicarlo a sus clientes con un cartel de un salero sobre un fondo negro, un paso inédito en Estados Unidos para reforzar la información a los consumidores.

La medida, votada el 9 de septiembre por el comité de salud de la ciudad, incluye a los establecimientos que tengan al menos 15 sucursales en Estados Unidos.

Su incumplimiento será sancionado con una multa de 200 dólares a partir del 1 de marzo, aunque estos restaurantes pueden acoger desde ya, precisó a la AFP la doctora Sonia Angell, comisaria adjunta a cargo de prevención y primeros auxilios del departamento de Salud de Nueva York.

Bajo la dirección de Michael Bloomberg, alcalde de 2002 a 2013, Nueva York se ubica en la vanguardia de la lucha contra la comida chatarra. 

En 2006, la ciudad prohibió los ácidos grasos trans de las mismas cadenas de restaurantes y de café. Estos ácidos modificados industrialmente para que la duración de conservación de los alimentos sea más larga, son conocidos por aumentar el colesterol "malo" (LDL) y bajar el "bueno" (HDL).

En junio pasado, la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) invitó a la industria agroalimentaria a dejar de utilizar esos ácidos trans dentro de tres años.

Nueva York se convirtió en 2008 en la primera ciudad del país en obligar a las cadenas de restaurantes a fijar el número de calorías contenidas en cada menú.

La iniciativa fue validada por la FDA, que amplió la medida a todo el país a partir de diciembre de 2016.

Bloomberg también intentó limitar a 16 onzas por cliente, es decir un poco menos de medio litro, la cantidad máxima de bebidas azucaradas que podían ser servidas en Nueva York. Pero después de una batalla de dos años, la justicia invalidó la medida.

Esta vez, la mayor ciudad de Estados Unidos eligió otro ángulo de ataque: la sal.

Los platos que contengan al menos 2,3 gramos de sodio -equivalente a una cucharadita de sal-, superior a la dosis diaria recomendada, deberán estar señaladas en los menús con un salero blanco y negro.

Un estudio realizado por los investigadores de la universidad de Minnesota demostró que el nivel medio de sodio contenido en los alimentos servidos en ocho de las grandes cadenas de restaurantes estadounidenses aumentó un 23% entre 1998 y 2010.

"Los restaurantes se convierten en un lugar donde es difícil limitar la cantidad de sodio en nuestro régimen alimentario, para quienes lo desean. La gran mayoría de sodio que comemos no viene de la sal que añadimos en la mesa o con la que cocinamos, sino de los alimentos transformados y condicionados industrialmente", indicó la experta.

La sal es la principal fuente de sodio. Su consumo excesivo es asociado a la hipertensión y a un riesgo más elevado de cardiopatías y accidentes vasculares cerebrales, según la Organización Mundial de la Salud.

Según este organismo, la mayoría de gente consume mucha sal, de 9 a 12 gramos diarios en promedio, es decir el doble de lo recomendado, 5 gramos de sal, equivalentes a 2 de sodio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada