Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

sábado, 12 de diciembre de 2015

Los mexicanos no conocían la arepa ni el patacón pero ahora les encanta

La arepa se come con chile

Los mexicanos no conocían la arepa ni el patacón pero ahora les encanta

imageRotate
Comenzaron participando en ferias culinarias CORTESÍA
| 1 | 2 | 3 |
GIULIANA CHIAPPE |  EL UNIVERSAL
sábado 12 de diciembre de 2015  12:00 AM
Los mexicanos comen arepa, de reina pepiada, pabellón y muchos otros rellenos. También patacones, tequeños y pastel de plátano. Eso sí: A todo, pero a todo, le ponen chile.

La arepa no la tuvo fácil pero, a pesar de la inmensa riqueza gastronómica de ese país, logró conquistar el gusto de los mexicanos. Todo comenzó por iniciativa de los Montoya, una familia venezolana que instaló el primer food truckde comida venezolana en Guadalajara. 

El pintoresco camión de comida se llama La Arepa Reina y, por supuesto, ensalza a la arepa aunque no sea la única protagonista del local. El plátano y todos sus derivados también cuentan con muchos fanáticos. 

Robert Daniel Montoya, quien junto con su hermana Iraima y su esposa Leonela dirigen La Arepa Reina, cuenta que han sido "un éxito total".

"Hemos logrado conquistar el paladar de los mexicanos, lo que es bastante difícil por la cantidad de platos y la cultura que aquí se tiene", asegura.

Como todo coqueteo, el de la arepa con los mexicanos fue poco a poco. Comenzó con la participación en festivales culinarios, donde dieron a conocer los sabores venezolanos. Esto fue para lograr que las personas se atrevieran a conocer la arepa y dejarse conquistar. Y así pasó. Los mismos mexicanos comenzaron a invitarlos a eventos y a llamarlos para comprarles arepas. 

En el food truck venden arepas con muchos rellenos, empanadas, tequeños, tequeyoyos, pastel de plátano, patacones, jugo de parchita y malta.

Lo que más piden los mexicanos es la arepa de pabellón. "Les llama la atención la mezcla de sabores de tajadas, carne mechada y caraotas, porque lo salado y lo dulce se juntan", dice Montoya. También les encanta la arepa "rumbera", que lleva carne asada, ensalada de repollo y queso. "En México la gente come bastante carne por eso prefieren las arepas que la contienen", añade. 

A todo le ponen picante. "Para los mexicanos, comer sin chile no tiene sentido, la comida no les sabe bien", explica Montoya que optó por hacer su propia salsa picante, además de guasacaca y tártara. 

Dar a conocer el patacón también fue un desafío. "El plátano verde no es común. De hecho, en algunas ciudades lo calientan para que madure y comerlo con leche condensada". En La Arepa Reina lo ofrecen como "tostada de plátano verde frito". A la gente de Guadalajara les parece extraño pero una vez que lo piden con carne mechada, lo siguen pidiendo y algunos clientes sólo van por el patacón. Lo mismo ocurre con el pastel de plátano, que sólo venden los fines de semana.

Todo parece indicar que el de la arepa y el chile será un idilio con final feliz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada