Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 21 de febrero de 2016

Alejandra Gibert, arquitecto y cocinera, se formó en la escuela Hoffman de Barcelona. En su grato restaurante Pra Pra de Mérida...Noris Montero elabora unas catalinas delgaditas y crujientes que decidió bautizar Sifrinas

Gastroetc: Crema de apio y champiñones salteados en curry

Alejandra Gibert, arquitecto y cocinera, se formó en la escuela Hoffman de Barcelona / Foto: Todo en Domingo
Alejandra Gibert, arquitecto y cocinera, se formó en la escuela Hoffman de Barcelona / Foto: Todo en Domingo

Ingredientes
• 600 gramos de apio cortado en cubos
• 70 gramos de cebolla blanca cortada en brunoise
• 60 gramos de mantequilla
• 200 gramos de champiñones
• 60 ml. de aceite de oliva
• 50 gramos de parmesano rallado
• Sal, curry y pimienta al gusto
• Flores y hojas de cilantro criollo para decorar
Preparación
• Se prepara la crema. Para ello se sofríe la cebolla en 30 gramos de mantequilla. Se agrega el apio y se deja dorar levemente. Se cubre con agua suficiente hasta que estén suaves y se deja reposar. Se lleva a una licuadora y se tritura hasta conseguir una crema untuosa. Agregar la mantequilla restante. Corregir de sal y pimienta.
• Para preparar los champiñones, en una sartén bien caliente se agrega el aceite de oliva y los hongos cortados en sextos. Se espolvorean con sal y curry y se dejan dorar.
• Rallar finamente el queso parmesano y extender una fina capa en un plato. Poner dos minutos en el microondas o hasta que el queso tome un color ligeramente dorado. Retirar con la ayuda de una espátula metálica y dejar reposar.
• Servir la crema caliente, coronar con los champiñones y los crocantes de parmesano. Decorar con flores y hojas de cilantro criollo.
• En el restaurante Pra Pra terminan el plato agregando por encima unas gotas de aceite de trufa.
La chef
Alejandra Gibert, arquitecto y cocinera, se formó en la escuela Hoffman de Barcelona. En su grato restaurante Pra Pra de Mérida, creado hace cuatro años junto a su pareja, propone los platos que ingenia aprovechando los ingredientes de la región, con especial énfasis en las verduras que allí prosperan y técnicas que ha enriquecido con cursos en lugares como el Basque Culinary Center en San Sebastián. Este mes propone un nuevo menú del que forma parte este plato.
En las redes @praprarest. Están en el centro comercial Plaza Los Próceres. Piso 1. Local L1 16. Mérida
Las Catalinas Sifrinas
Noris Montero elabora unas catalinas delgaditas y crujientes que decidió bautizar Sifrinas. Su madre era de Güiria, lugar de insignes cocineras. Y ella, que fue profesora durante 28 años, decidió estrenar vida tras el retiro. Por ello, hace 20 años se sentó con su progenitora y le propuso que le enseñara sus recetas para multiplicarlas. "A ella le pareció una locura", cuenta Montero.
Así aprendió los platos con gusto a Paria: arroz con coco, roti, paté banan, paté coco y el bofló, "es como nuestra catalina con especias". Los comenzó a ofrecer en el mercado sabatino de Prados del Este, luego en el de los jueves de Cumbres de Curumo. En algún momento del año 2000, ante la avanzada de clientes que deseaban comer más ligero, escuchó la sugerencia de su esposo y propuso sus catalinas más delgadas y crujientes. Ahora multiplica sus Catalinas Sifrinas en lugares donde sabe que las van a tratar bien. "Es como el legado de mi mamá. Lo tengo que cuidar".
• Las Catalinas Sifrinas se consiguen en sitios como Galanga en el Mercado de Chacao, Sabores frescos en el aeropuerto de Maiquetía y en bodegones de Porlamar como Sigo. Prepara también, por encargo, bizcochos de anís, suspiros y pan de jamón todo el año. Teléfono: (0412) 204 8366.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada