Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 19 de febrero de 2016

Las verduras de hoja verde son esenciales para proteger la flora intestinal y limitar la capacidad de las bacterias "malas" para colonizar el intestino.

Verduras verdes evitan aparición de bacterias "malas"

Producen una barrera protectora que previene su crecimiento

imageRotate
Inhiben colonización de microorganismos perjudiciales CORTESÍA
EL UNIVERSAL
viernes 19 de febrero de 2016  11:42 AM
Londres.- Las verduras de hoja verde son esenciales para proteger la flora intestinal y limitar la capacidad de las bacterias "malas" para colonizar el intestino.

El estudio, publicado en la revista Nature revela que las bacterias se alimentan de una molécula inusual de azúcar que se encuentra en estas verduras, lo que podría ser clave para entender cómo las bacterias "buenas" protegen el intestino y promueven la buena salud intestinal.

Los científicos identificaron una enzima desconocida, YihQ, empleada por bacterias, hongos y otros organismos para alimentarse de la sulfoquinovosa (SQ), un azúcar sulfurado producido por las plantas, informó Efe.

El estudio fue dirigido por Ethan Goddard-Borger, del Instituto Walter and Eliza Hall de Melbourne; Spencer Williams, del Instituto Bio21 y la Universidad de Melbourne, y por Gideon Davies, de la Universidad de York, en el Reino Unido.

Este hallazgo podría ser útil para favorecer el crecimiento de la flora saludable.

"Cada vez que comemos verduras de hoja verde consumimos cantidades importantes de azúcares SQ, que la biota intestinal emplea como fuente de energía", señaló Goddard-Borger.

Las bacterias del intestino, como en el caso de la cepa protectora de E.coli, usan SQ como fuente de energía.

Este organismo "produce una barrera protectora que previene el crecimiento y la colonización de bacterias 'malas', porque los virus buenos ocupan su lugar", apuntó el científico.

"La E.coli es un colonizador bacteriano clave que nuestro intestino necesita. Nosotros sugerimos que el consumo de esta molécula, que se encuentra en las verduras de hoja verde, ayuda a mejorar y mantener la flora intestinal y la salud digestiva". continuó explicando el especialista, quien agregó que el descubrimiento ofrece nuevos conocimientos para el desarrollo de una nueva clase de antibióticos antimicrobianas ya que "cada vez más bacterias adquieren resistencia" a los tipos de tratamiento existentes en la actualidad.

La leche y la carne orgánica son ricos en Omega 3

EL UNIVERSAL
viernes 19 de febrero de 2016  12:00 AM
Londres.- Científicos en el Reino Unido demostraron que la leche y las carnes orgánicas contienen un 50% más de Omega 3 que los productos convencionales.

El estudio fue publicado por el British Journal of Nutrition y en él se detalla que se analizaron datos recopilados en todo el mundo y se examinaron 196 estudios relacionados con la leche y 67 con la carn.

Según el texto, la adopción de una dieta que incluya leche y carnes orgánicas representa un primer paso para aumentar la ingesta de ácidos grasos saludables.

"Los omega 3 contribuyen a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, mejoran el desarrollo y funcionamiento neurológico y refuerzan el sistema inmunológico", explica en un comunicado Chris Seal, profesor de Nutrición Humana y Alimentos en la Universidad de Newcastle.

"No obstante -precisa-, es difícil incluir en nuestras dietas suficientes ácidos grasos. Por este motivo, nuestro estudio sugiere que el cambio hacia productos orgánicos ayudaría a aumentar la toma de estos importantes nutrientes".

Por ejemplo, medio litro de leche entera orgánica proporciona en torno al 16% de la ingesta diaria recomendada de Omega 3, mientras que la convencional proporciona un 11%, destaca Efe. 

"La gente elige leche y carnes orgánicas por tres razones principales: Para mejorar el bienestar de los animales, por el impacto positivo que tiene sobre el medioambiente la agricultura orgánica y por sus beneficios para la salud", agrega otro de los autores de este estudio, Carlo Leifert. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada