Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

domingo, 21 de febrero de 2016

“La población come, pero no se nutre” La presidente del Colegio de Nutricionistas y Dietistas también denunció que no se está vigilando calidad de alimentos importados

“La población come, pero no se nutre”

La presidente del Colegio de Nutricionistas y Dietistas también denunció que no se está vigilando calidad de alimentos importados

El Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Venezuela —que reúne más de 4.500 agremiados— denunció preocupación por la cantidad y calidad de los alimentos que consumen en la actualidad los venezolanos.
“La población come, pero no se nutre”, afirmó Nixa Martínez, presidente de la organización. Aseguró que la escasez de alimentos ha llevado a los nutricionistas a indicarles a los pacientes que “consuman lo que consigan”, con ciertos parámetros sobre la cantidad y combinación de los alimentos.
Un adulto activo de 30 años de edad, con un peso promedio de entre 70 y 80 kilos, debería consumir al día entre 1.900 y 2.200 kilocalorías; Martínez indicó que el venezolano está ingiriendo menos de 1.700 kilocalorías. Una alimentación balanceada debe incluir proteínas, carbohidratos y grasas, pero la especialista refiere que, por lo menos, uno de los grupos está ausente.
“Recomendamos el aumento de consumo de vegetales y frutas. Anteriormente sugeríamos reemplazar las proteínas habituales —carne y pollo— con granos, pero ahora casi no hay o están carísimos”, señaló. A Martínez le preocupa especialmente la alimentación de los niños, grupo que define como el más vulnerable. ´”Un día en que no consuman leche, es un día que no puede recuperarse”, dijo.
Señaló que ni en los hospitales se cumplen las tres comidas completas y recordó que según el artículo 305 de la Constitución es obligación del Estado garantizar los alimentos.
Vigilancia. Martínez denunció que no tienen conocimiento de que se esté realizando la supervisión de calidad de los alimentos que se reciben a través de importaciones. “Se les pone un sello de recibido, pero no se evalúa la condición de esos alimentos, cuántos días estuvieron de viaje y cuántos en la aduana. Nada de eso se hace”, dijo.
Los procesos de vigilancia estarían a cargo de la Unidad de Higiene de los Alimentos del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Nutrición, adscrito al Ministerio de Alimentación.
“Instamos a la población a verificar la fecha de vencimiento y la presentación del producto. Si el empaque o la lata están en mal estado es preferible no comprarlo”, señaló Martínez.
Desnutrición y obesidadUn estudio de la Fundación Bengoa, realizado en escuelas de Caracas, Maracaibo y Mérida, reveló un aumento de la desnutrición infantil de 9% entre 2014 y 2015. En 2010 el INN hablaba de 32% de desnutrición en la población adulta, cifra que supone estará sobre 50% por el actual desabastecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada