Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

miércoles, 10 de febrero de 2016

Tradiciones a prueba por altos precios del pescado y para tomarse un café negrito y hasta sin azúcar, algunos ciudadanos hacen “trueques” con amigos y familiares.

El Carabobeño 10 de Febrero de 2016 - 07:09 AM

Tradiciones a prueba por altos precios del pescado
(Foto: Clemente Espinoza)

Alfredo S. Flores
Empezó la Cuaresma y ante el precio del pescado, los ciudadanos dudan si podrán cumplir con la tradición de consumir solo carnes blancas durante el tiempo litúrgico.
Comprar en el Mercado Periférico de Candelaria un kilo de atún cuesta mil 800 bolívares, de pargo Bs 2 mil 800, de carite Bs mil 300, y de róbalo 2 mil 700. Por lo que si una persona que gana sueldo mínimo quiere hacer una compra de un kilo de cada pecado, con su bono de alimentación que se ubica en 6 mil 750 bolívares, tendría que pedir prestado, pues no le alcanzaría.
En cuanto a las ofertas, aún las hay, como la venta de tres kilos de lisa, chicharra o bonita por mil 200 bolívares, no obstante los compradores consideran ni las rebajas son suficientes para seguir la tradición.
Los vendedores aseguran que al comprar la mercancía a altos precios no pueden vender los productos más económicos porque no tendrían ganancia alguna. Sin embargo, esperan que en las próximas semanas, los valencianos cumplan con la tradición como todos los años.
Sin Chigüire
En distintos locales del periférico no hay chigüire. Hasta un local donde vendían año tras año la carne de chigüire, tiene las santamarías abajo. Algunos comerciantes indicaron que si se empieza a comercializar, su precio por kilo podría superar el del pescado.    
El Carabobeño 09 de Febrero de 2016 - 08:57 AM

Valencianos hacen trueques para conseguir café


 Valencianos hacen trueques para conseguir café
Algunos productos de la cesta almentaria no aparecen desde noviembre de 2015. /Foto Clemente Espinoza

Alfredo S. Flores
Para tomarse un café negrito y hasta sin azúcar, algunos ciudadanos hacen “trueques” con amigos y familiares. También son víctimas de los bachaqueros que venden los productos a precios exorbitantes. Aunque hay otras personas como Beatriz Yépez que ha recorrido varios mercados, y dijo que no ha tenido la suerte de conseguir ni siquiera un paquete de café.
Johann Brandt detalló que en su casa solo le queda paquete de café, y si no consigue próximamente, se verá obligado a dejar de tomarlo.
Además comentó que no consigue azúcar desde el año pasado, y considera difícil sustituirla por papelón debido al alto precio del edulcorante.
Así como Johann, otras personas indicaron que desde finales del 2015 no se consigue café, azúcar ni leche en anaqueles de los supermercados de Valencia.
Por la ausencia de estos productos comentaron que sus mañanas sin el aroma del café, ya no son las mismas.
 Se refirieron también a la escasez de otros productos como salsa de tomate, aceite vegetal, pasta, harina de maíz y  pollo en los mercados.
Sin Carne Ni Pollo
Francisco Da Silva, gerente de un mercado ubicado en la avenida Bolívar de Valencia, dio a conocer que ya se cumplen dos años desde que dejaron de vender carne de res, y dos meses sin vender pollo.
Da Silva explicó que el motivo es un problema de distribución, pues las surtidoras que despachan las carnes para ser vendidas a precio regulado han mermado su labor, sin embargo comenta que el abasto realiza solicitudes de productos todas las semanas.
Dijo que entre los productos regulados de la cesta alimentaria, hay algunos que no han llegado al almacén desde finales de 2015. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada