Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

miércoles, 8 de abril de 2015

Durante el período colonial la ciudad de Valencia tuvo momentos en que el suministro de carne no era suficiente y en otras oportunidades se presentaba la situación de que habiendo carne no todo el mundo podía comprarla.

El Carabobeño 06 abril 2015

Carlos Cruz || Acontecer

Ladrones de carne en la Valencia de 1810
galeno1999@yahoo.com
Durante el período colonial la ciudad de Valencia tuvo momentos en que el suministro de carne no era suficiente y en otras oportunidades se presentaba la situación de que habiendo carne no todo el mundo podía comprarla.
En el año de 1810, el Sr. Carlos Artiles acudió al Cabildo de Valencia para entregar una carta donde exponía la situación que se estaba presentando en las afueras de la ciudad con personas que tenían como actividad económica la cría del ganado para su posterior sacrificio y venta en la ciudad, quienes en esos momentos estaban siendo víctimas del robo de ganado de manera indiscriminada.
En la mencionada misiva, el Sr. Artiles se refiere a ello como la “Peste de Ladrones” y que para remediar el asunto solicitaba tres cosas:
1. Que se asignen cuatro soldados bien armados a caballo para que hagan guardia en los sitios donde se cría el ganado en la ciudad con un sueldo de 10 pesos mensuales cada uno.
2. Que estos soldados estén bajo la dirección de un juez cuyo sueldo sería de 25 pesos mensuales.
3. Para el pago de esto los vecinos y hacendados pueden colaborar para llevar a cabo tal propuesta.
Por otra parte, en dicha carta también se hace ver que de no remediar la situación del robo de ganado, la ciudad entraría en una crisis que podría generar mucho malestar en la población. A éste argumento nosotros le agregamos que hacía 7 años (1803) la ciudad presentó otra escasez de carne, pero sólo que en aquella ocasión no fue originada por el robo.
Vale la pena acotar que Valencia no sólo padeció de escasez de carne sino también de pescado y en una ocasión fue tal la situación del déficit de pescado, que el Cabildo de Valencia solicitó a las autoridades eclesiásticas un permiso para consumir carne de otro tipo en Cuaresma ya que era imposible satisfacer esa necesidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada