Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 13 de abril de 2015

El aire circula libremente entre los comensales que comparten una almuerzo o cena en una plataforma suspendida a 50 metros del suelo por una grúa. Se toman todas las medidas de seguridad y entonces cada participante -con un peso y estatura específicos, permanecen sujetos a sus asientos con cinturones al estilo de la Fórmula 1. Se trata de una modalidad de servicio gastronómico (que incluye eventos diversos, bodas y miniconciertos), presente en casi 50 países alrededor del mundo. Es la propuesta de la compañía "Dinner in the sky" (Cena en el aire); un proyecto que surgió en Bruselas hace nueve años y se expande rápidamente. Es la fascinación de quienes no sufren de vértigo o tienen fobia a las alturas.

Cena en las alturas

Suspendidos por una grúa a 50 metros del suelo los comensales viven una experiencia inolvidable

imageRotate
Cenar suspendidos a casi 50 metros sobre el pavimento es una experiencia única para comensales y chefs (Georges Gobet/AFP)
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 |
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL
domingo 12 de abril de 2015  12:00 AM
El aire circula libremente entre los comensales que comparten una almuerzo o cena en una plataforma suspendida a 50 metros del suelo por una grúa. Se toman todas las medidas de seguridad y entonces cada participante -con un peso y estatura específicos, permanecen sujetos a sus asientos con cinturones al estilo de la Fórmula 1.
Se trata de una modalidad de servicio gastronómico (que incluye eventos diversos, bodas y miniconciertos), presente en casi 50 países alrededor del mundo. Es la propuesta de la compañía "Dinner in the sky" (Cena en el aire); un proyecto que surgió en Bruselas hace nueve años y se expande rápidamente. Es la fascinación de quienes no sufren de vértigo o tienen fobia a las alturas.

La plataforma de "Dinner in the sky" está compuesta por 22-30 asientos dispuesto alrededor de una gran mesa rectangular que una grúa eleva hasta 50 metros de altura para situarla al frente de algún monumento, castillo, puente, playa. De hecho, ya hay testimonios de quienes han disfrutado de esta aventura frente a la Torre Eiffel de París, la torre de Londres, el Atomium de Bruselas o la playa de Copacabana en Río de Janeiro. El destino más reciente fue Grecia, donde se ofrecieron cenas con la hermosa vista de la Acrópolis, con elevación de la mesa sólo 40 metros para no quedar por encima sino justo a la altura de los ojos de los invitados.

Arriba, en el aire, no falta el despliegue de teléfonos celulares y otros dispositivos de última generación para tomar fotografías del entorno, la mesa, los platos, los participantes, los chefs y, por supuesto, hacer los selfies del momento. Es importante resaltar que para ser parte del condumio en las alturas se requiere una estatura de más de 1.50 mt y una contextura media, ya que la plataforma tiene un límite de peso que engloba a todos los participantes, la comida para el servicio, platos y cubertería, miembro de seguridad.

¡Buen apetito!
Chefs y cocineros de cada localidad brindan a los comensales platillos basados en ingredientes típicos del destino. Los platos son servidos de forma eficiente, acompañados por una deliciosa bebida que el barman tiene lista para el deleite de los participantes. La etiqueta puede pasar a un segundo plano en esta aventura gastronómica suspendidos en el aire con arneses y correas de seguridad. Lo que sí es seguro es que deba ir muy abrigado para no estar incómodo durante la velada en la plataforma. A pesar de que no hay restricciones de atuendo en el caso de las damas, quizás lo más práctico es acudir en pantalón.

Vivir esta "experiencia única y exclusiva" en la que se conjugan la gastronomía y lo extremo tiene su precio. Los comensales más osados lo saben y guardan con celo una parte de su presupuesto para vivir esta excéntrica aventura prácticamente en medio de las nubes.

Como se puede ver al consultar el site www.dinnerinthesky.com, hay una variedad de eventos que se pueden llevar a cabo en la plataforma suspendida por una grúa.

Las reuniones de negocio no se han hecho esperar; alrededor del mundo se han dado cita grupos de trabajo en Bélgica, México, Francia.

Pero este espacio inusual también sirve de lugar de encuentro para un concierto de música clásica con la orquesta distribuida de tal forma que el peso quede equilibrado y el público pueda disfrutar de un momento inolvidable. ¿Una boda celestial? También es posible con Dinner in the sky. En la plataforma son acomodados los invitados, el clérigo oficiante, la pareja para dar el sí; todo amenizado por el socio The Fun Group. Será un enlace en un entorno único, inolvidable.

Voceros de la empresa organizadora resaltan que todos los detalles, independientemente del evento, se pueden personalizar según el gusto de la clientela. Prevalecen dos aspectos fundamentales: exclusividad y seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada