Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 27 de abril de 2015

El frijol blanco pintón, el del puntico negro, ese producto de expresión culinaria típica venezolana y que sirve para la preparación de diversos platos tradicionales como el paloapique, es también un gran aliado para la salud. Un estudio realizado por la Universidad Central de Venezuela (UCV) revela que por su alto contenido de fibra ayuda a combatir las afecciones cardiacas.

Demuestra un estudio de la UCV

El frijol blanco pintón reduce el colesterol

Al consumirlo, disminuyen los niveles de triglicéridos y de colesterol LDL, mientras eleva el del colesterol "bueno" o HDL. Eso sí, sin añadirle embutidos.

imageRotate
Para que mantenga sus propiedades, al frijol no debe añadírsele grasas (Cortesía)
GABRIEL BARRETO |  EL UNIVERSAL
lunes 27 de abril de 2015  07:56 AM
El frijol blanco pintón, el del puntico negro, ese producto de expresión culinaria típica venezolana y que sirve para la preparación de diversos platos tradicionales como el paloapique, es también un gran aliado para la salud. Un estudio realizado por la Universidad Central de Venezuela (UCV) revela que por su alto contenido de fibra ayuda a combatir las afecciones cardiacas.

Según el último anuario de mortalidad reportado por el Ministerio de Salud, que data del año 2012, las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte en hombre y mujeres, lo que equivale a 20,58% del total de decesos registrados en el país para ese año.

Los investigadores Mirla Morón, Ana Ávila y Pablo Hernández, de la escuela de Nutrición y Dietética de la UCV, revelaron con un estudio experimental en ratones, que el consumo de frijol blanco está asociado directamente a la disminución de los niveles de triglicéridos y colesterol, lo que ayuda a prevenir las enfermedades del corazón.

La profesora Morón destacó que el frijol blanco pintón, Vigna unguiculata, es el segundo grano de mayor consumo en el país, después de las caraotas. Sin embargo, aún debe incentivarse más su consumo pues, según un informe del Instituto Nacional de Nutrición de 2010, en Venezuela sólo se consumen 4,3 gramos por día y por persona de este tipo de leguminosas.

Para comprobar los resultados del estudio se utilizaron treinta ratas que fueron divididas en dos grupos. A diez se le sometió a una dieta basal semi-purificada, mientras que el otro segmento conformado por veinte roedores recibió una alimentación alta en grasa, esto con la finalidad de producir colesterol en los animales, explicó Morón.

Luego se procedió a realizar una subdivisión que fue distribuida en cuatro grupos de cinco ratas cada uno; sin colesterol, con colesterol, un grupo con grasa en la sangre alimentados con frijol blanco con cáscara y otro sin cáscara.

Los resultados obtenidos mostraron un aumento de 38,3 en la concentración de triglicéridos, 70,3 en colesterol total y 150,3% en el colesterol malo (LDL), además de disminuir en 58,46% el colesterol bueno (HDL), en comparación con el grupo sin colesterol.

Una vez que se consiguió esa condición, se procedió a introducir en la dieta de los animales la fibra proveniente del frijol blanco con y sin cáscara. Y luego de varias semanas, se observó una disminución del colesterol total y triglicéridos en 35,01 y 39,48% respectivamente. También se redujo en 59% la presencia del colesterol LDL y un incremento de 29,66% del HDL, todos estos datos en comparación con el grupo de ratones con colesterol al que no alimentaron con la leguminosa.

Otro hallazgo significativo es que indiferentemente de si el frijol blanco tenía o no cáscara, se produjo el mismo efecto sobre los niveles de lípidos de los animales.

La investigadora de la Universidad Central expresó que "estos resultados permitieron definir que los frijoles blanco son un elemento de prevención contra enfermedades cardiovasculares", y añadió este alimento pudiera ser incluido dentro de la terapia de hierro terapéutico que reciben los pacientes con colesterol alto.

Morón recomendó que para que el frijol tenga los efectos positivos que el estudio demostró, el alimento debe ser preparado sin añadirle grasas saturadas, es decir, aquellas provenientes de animales como patas de cochino, embutidos y tocinetas, que anulan las propiedades del alimento.

Asimismo, se requieren más estudios para identificar los mecanismos responsables de los efectos positivos del frijol blanco con o sin cáscara, además de evaluar las consecuencias definitivas que tendría en humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada