Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 16 de abril de 2015

María Fernanda Rincón cambió inesperadamente el rumbo de su vida durante un viaje que hizo a París, cuando al entrar a la pastelería Ladurée, en los Campos Elíseos, fue conquistada por la dulzura de los macarrones. La merideña, criminóloga de profesión, quedó tan fascinada con la textura y el sabor de esta galleta, que la convirtió en el producto principal de Vainilla Repostería, la empresa que hoy dirige.El macarrón es una galleta hecha a base de harina de almendras y claras de huevos, que le da una textura similar a la de nuestros tradicionales suspiros, aunque más suave, pero con un sabor muy diferente. El secreto es su relleno, que tiene infinitas variedades según la preferencia de cada cual.

En Mérida preparan macarrones con sabores venezolanos

La marca Vainilla los ofrece de parchita, guayaba, cacao y frambuesas cultivadas en Mérida.

imageRotate
Relleno de cacao, guayaba y frambuesa merideña (Cortesía Comstat Rowland)
| 1 | 2 | 3 |
EL UNIVERSAL
miércoles 15 de abril de 2015  05:33 PM
María Fernanda Rincón cambió inesperadamente el rumbo de su vida durante un viaje que hizo a París, cuando al entrar a la pastelería Ladurée, en los Campos Elíseos, fue conquistada por la dulzura de los macarrones. La merideña, criminóloga de profesión, quedó tan fascinada con la textura y el sabor de esta galleta, que la convirtió en el producto principal de Vainilla Repostería, la empresa que hoy dirige.

Para algunos resulta difícil asimilar la idea de encontrar a una criminóloga en la cocina, pero para esta joven de 28 años, el cambio se produjo de una manera muy natural, ya que desde siempre le ha gustado la repostería. "Desde que probé los macarrones me surgió la curiosidad de combinar esa galleta con sabores venezolanos. Hace cuatro años estuve estudiando en Irlanda y al volver a probarlos decidí que debía traerlos a Venezuela y crear mi propia empresa de repostería francesa", comentó.

Al regresar a Venezuela se enfocó en aprender a preparar los macarrones. Experimentó recetas, investigó acerca de los chefs de Francia y sus técnicas para conseguir mejores resultados, leyó varios libros de repostería francesa, practicó todos los días y probó diferentes combinaciones de sabores.

El macarrón es una galleta hecha a base de harina de almendras y claras de huevos, que le da una textura similar a la de nuestros tradicionales suspiros, aunque más suave, pero con un sabor muy diferente. El secreto es su relleno, que tiene infinitas variedades según la preferencia de cada cual.

María Fernanda apostó por esta receta pastelera y ha logrado convertirla en tendencia en Mérida donde cada vez es más común ver torres de macarrones decorando mesas en celebraciones especiales como los matrimonios, cumpleaños y bautizos, entre otras fiestas.

La fusión de la repostería francesa tradicional con sabores tropicales como la parchita, guayaba, cacao venezolano, frambuesas cultivadas en la región andina y limón,entre otros, ha conquistado el paladar de los merideños, quienes son más conocido por su extensa tradición en la elaboración de dulces criollos.

Se puede conocer su propuesta por @vainillaresposteria en Instagram y encargos por su correo electrónico macaronsvainilla@gmail.com.  

El proyecto de María Fernanda Rincón es abrirse camino en la pastelería, impulsar su marca Vainilla Repostería y abrir una tienda en Mérida, donde pueda ofrecer los coloridos macarrones y otros productos de la repostería francesa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada