Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

viernes, 29 de mayo de 2015

Con la convicción de "que todo gordo es un ser profundamente deprimido" y la esperanza de sumergiese en un nuevo estilo de vida, una forma saludable de consumir alimentos, Moreno cuenta que descubrió la "Dieta Paliolítica", un hallazgo al cual llegó a través del libro La gordura no es su culpa, del médico venezolano Ludwig Johnson.

"Las personas deben comer por hambre, no por ansiedad"

Eleazar Moreno relata que ha bajado 45 kilos comiendo alimentos frescos

imageRotate
Su cuenta en Facebook es Pan Paleo Venezuela VICENTE CORREALE
JULIO MATERANO |  EL UNIVERSAL
viernes 29 de mayo de 2015  12:00 AM
Una andana de síntomas "terribles", desencadenados por la diabetes tipo II, bastó para que Eleazar Moreno, ingeniero en sonido, tomara el dominio de su vida, para dar un vuelco a sus excesivos hábitos alimenticios que remontó su humanidad en 165 kilos, un exceso de grasa que lo encuadró dentro de la categoría obesidad mórbida tipo IV, cuya mayor consecuencia fue una catarata metabólica, que le restó calidad en su visión.

Con la convicción de "que todo gordo es un ser profundamente deprimido" y la esperanza de sumergiese en un nuevo estilo de vida, una forma saludable de consumir alimentos, Moreno cuenta que descubrió la "Dieta Paliolítica", un hallazgo al cual llegó a través del libro La gordura no es su culpa, del médico venezolano Ludwig Johnson.

"Se trata de una propuesta nutricional, que plantea el mismo esquema de vida de hace 70 mil años, cuando el hombre comía mucha proteína animal y alimentos frescos. Es una proposición que suprime los alimentos procesados, azúcares y harinas, y con la cual he rebajado 45 kilos", dice.

El destierro de las arepas, pastelitos o productos a base de harina motivó a Moreno a producir su propia "Comida Peleo": panes a base de harinas de avellanas, almendras o nueces y sin azúcar. 

Aunque comenzó en 2013, siendo una iniciativa netamente personal, para finales de ese mismo año, la producción de panes, horneados en casa, empezó a adquirir las dimensiones de un emprendimiento familiar, que involucra a su madre y a su esposa, para cubrir una demanda de hasta 100 panes por semana.

En año y medio que suma el proyecto, relata que han diversificado sus productos, pues también producen ghee de aceite (aceite purificado), panes de tubérculos y ponquecitos, además de una salsa a base de tomate para pacientes diabéticos o celíacos. 

"Cuando se come se debe hacer por hambre, no por ansiedad o porque me duele algo en la mente. La ingesta de dulces, por ejemplo, sube los niveles de serotonina, la hormona de la felicidad, pero es una sensación momentánea. La vida paleo es un autodescubrimiento", agrega a sus 47 años.

Entre sus panes más demandados están los de platano verde, cacao y batata, y coco y batata, los cuales son distribuidos en Valencia, Barquisimeto, Anzoátegui y Caracas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada