Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 21 de mayo de 2015

La Academia Americana de Pediatría y la Asociación Americana del Corazón han calculado cuánto jugo de frutas, natural, pueden beber los niños según su edad.

Los niños deben beber jugo de frutas con moderación

Son una buena opción para sustituir los calóricos jugos industriales pero, según la edad, los niños deberían beber un máximo de doce onzas de jugo completamente natural al día

imageRotate
No es recomendable beber los jugos de cajita (Cortesía)
EL UNIVERSAL
miércoles 20 de mayo de 2015  01:36 PM
Los jugos de frutas 100% naturales pueden ser una buena opción para evitar que los niños beban demasiados jugos industriales azucarados. Sin embargo, algunos padres tienen dudas sobre cuánta cantidad de jugo natural deben suministrarle a sus niños y a partir de qué edad.

"Elegir jugos que son 100 por ciento fruta puede ser una buena alternativa a los jugos azucarados, pues ayudan a reducir la ingesta calórica del niño", recomienda Cathy Ziegler, enfermera especialista en salud de la Clínica Mayo en Wisconsin, Estados Unidos.

Diversos estudios han demostrado que, si el jugo es completamente natural y no se les ha añadido azúcar (más allá de la propia de la fruta), beber cantidades moderadas no contribuyen a la ganancia de peso infantil. 

La Academia Americana de Pediatría y la Asociación Americana del Corazón han calculado cuánto jugo de frutas, natural, pueden beber los niños según su edad. Estos expertos recomiendan que, antes de los seis meses, los pequeños no beban ningún jugo de fruta, a menos que su pediatra lo haya recomendado expresamente par aliviar el estreñimiento. Entre los seis meses y los seis años, los niños pueden beber entre cuatro y seis onzas diarias de jugo. Luego, a partir de los siete años, se puede aumentar la ración de jugo natural de ocho a doce onzas diarias.

Ziegler apunta que seis onzas de jugo natural equivale a una porción de fruta pero hace la acotación que carece de la fibra completa. Es decir, un vaso de zumo de naranja no tiene la misma cantidad de fibra que comerse la naranja en gajos. Por eso siempre es preferible comerse la fruta entera. 

También es importante acotar, dice Ziegler, que si el niño no come bien durante sus comidas, no debe beber ningún líquido desde media hora antes de sentarse a la mesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada