Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

jueves, 28 de mayo de 2015

Es un problema de salud pública, no de estética.

27 mayo 2015

3 de 4 latinoamericanos tienen problemas de sobrepeso u obesidad

Es un problema de salud pública, no de estética. (Foto Archivo)
EFE
75% de los latinoamericanos de entre 19 y 59 años padece sobrepeso u obesidad, afirmó este miércoles el Frente Parlamentario contra el Hambre (FPH), al alertar de que se trata de un problema de "salud pública", no de "estética".
María Calle, presidenta del FPH, que cuenta con el apoyo de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), indicó en una rueda de prensa que esos problemas son un tipo de malnutrición y se dan en países como México, Chile, Guatemala y Ecuador, principalmente.
Calle participó este miércoles en una rueda de prensa en la capital guatemalteca junto con el coordinador subregional de la FAO para Mesoamérica, Ignacio Rivera, y el representante del organismo mundial en Guatemala, Diego Recalde.
El FPH, creado en 2009, reúne a legisladores regionales, subrregionales y nacionales de América Latina y Caribe interesados en combatir el hambre, junto a representantes de la sociedad civil.
Según cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cerca de cuatro millones de niños latinoamericanos menores de cinco años padecen sobrepeso y en 2030 se estima que más del 50% de los adultos en la región serán obesos.
Calle apuntó que una de las maneras de combatir condiciones y enfermedades relacionadas con alimentación es garantizar a la población el derecho de acceder de forma libre a alimentos saludables, buenos y de calidad.
Por ello, desde el FPH están recogiendo experiencias "exitosas" en diferentes países para aplicarlos en otros Estados, como el etiquetado de productos utilizando el "semáforo nutricional", donde con colores se dan indicadores sobre el azúcar, la sal y las grasas.
Esta medida, que ya ha sido implementada en Ecuador ha dado unos resultados "que no se esperaban" y, según los primeros datos, se redujo un 31 % por ciento el consumo de bebidas gaseosas y de yogur azucarado con frutas y aumentó la demanda de productos más saludables.
"Esta ha sido una medida muy interesante con respuestas inmediatas", sobre todo en niños, ya que el lenguaje es accesible y comprensible para todas las edades, dijo Calle.
Añadió que ese tipo de medida será propuesta a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), porque "el derecho de alimentación es saber qué comer" y elegir de manera "informada y fácil" los alimentos.
El FPH asimismo analiza la creación de un manual de buenas prácticas comerciales, para que los pequeños productores tengan un espacio en las grandes cadenas de supermercados y dar visibilidad a sus productos.
De acuerdo con datos de la FAO, de 2012 a 2014 las personas subalimentadas de forma crónica en el mundo sumaron unos 805 millones, lo que supone una disminución de más de 100 millones con respecto a la última década.
Según el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, unos 37 millones de personas en América Latina y el Caribe (6,1% de total), aún sufren subnutrición, a pesar de que se redujo en once puntos entre 1990 y 2014.
La misma fuente asegura que 14 países latinoamericanos han alcanzado el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) al reducir en 50% la cifra de personas que padecen hambre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada