Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

miércoles, 20 de mayo de 2015

El desabastecimiento de alimentos es una de las inquietudes del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y figura expresamente en la lista de cuestiones elaborada por expertos y que se examinará en Ginebra el 2 de junio...El debate comienza con las respuestas (algunas incompletas) del Estado a las preguntas formuladas por Naciones Unidas, y con los informes alternativos presentados por las ONG.

La ONU pide explicaciones a Venezuela sobre la escasez

A falta de productos en los anaqueles los venezolanos han tenido que improvisar/ El Nacional: Omar Veliz
A falta de productos en los anaqueles los venezolanos han tenido que improvisar | Foto Omar Veliz
El desabastecimiento de alimentos es una de las inquietudes del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y figura expresamente en la lista de cuestiones elaborada por expertos y que se examinará en Ginebra el 2 de junio. El Estado se puso al día con una rendición de cuentas que debía desde 2006, compromiso adquirido a cambio de su incorporación a la Comisión de Derechos Humanos y al Consejo de Seguridad. Sin embargo, deberá ofrecer más detalles sobre los resultados del Plan Especial de Seguridad Alimentaria. También se evaluará la situación de  la salud, la educación, la vivienda, el trabajo, el medio ambiente y los grupos vulnerables en el país. El debate comienza con las respuestas (algunas incompletas) del Estado a las preguntas formuladas por Naciones Unidas, y con los informes alternativos presentados por las ONG.

Gobierno alega guerra económica. En el informe estatal se afirma que la escasez es consecuencia de “la guerra económica desatada por los sectores golpistas de la oposición venezolana durante los dos últimos años”.
Aunque la ONU le había solicitado resultados concretos de las medidas para afrontar el desabastecimiento de alimentos, el reporte oficial se limitó a enunciar seis iniciativas y algunos de sus fundamentos: 1.- Operativo especial contra el acaparamiento y la especulación. 2.- Fijación de precios justos: “Tenemos una inflación inducida, creada, que tiene un componente multiplicado de especulación”, se argumenta en el informe. 3.- Creación de nuevos organismos. 4.- Presupuesto en divisas: “Hay en Venezuela un 30% o 40% de excedente en la entrega de dólares al sector privado”, se indica en el documento. 5.- “El Presidente de la República convocó a todos los sectores productivos públicos y privados, para proponerles una ‘fórmula productiva especial’ en conveniencia mutua, que garantice el funcionamiento y productividad de todas las empresas”. 6.- Medidas para estimular el ahorro.
Sobre la Misión Alimentación, el informe indica que el ahorro promedio de los beneficiarios es de 42%.  Y también se señala que “la atención de 12 millones de habitantes a través del subsidio de la red de Mercal en todo el territorio nacional, ha permitido que la ingesta diaria del venezolano sea de 2.790 kilocalorías, lo que representa un incremento de 40% con respecto a 1998”. Se asegura  que “95,4% de los venezolanos comen 3 y más veces al día”.


Importaciones no cubren déficit productivo. Las ONG que integran el Foro por la Vida también se permitieron hacer consideraciones preliminares: “La producción nacional de alimentos se ha reducido por las expropiaciones, el cierre de empresas y el abandono de actividades agrícolas y pecuarias en tierras expropiadas. El Estado ha intentado disminuir el déficit productivo con importaciones, pero los mecanismos de compra, supervisión y control de los productos importados son deficientes”.
El Foro suministró a la ONU las más recientes estadísticas publicadas por el Banco Central de Venezuela sobre la escasez: 28% en enero de 2014. Y recordó el reporte de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas sobre Venezuela: un incremento en la inflación de los alimentos hasta de 91% en agosto de 2014, “siendo la inflación más alta de América Latina”.
El informe alternativo destacó que la Contraloría General de la República detectó irregularidades en el Plan de Emergencia para el Abastecimiento de Alimentos, ejecutado por filiales de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa Agrícola, Bariven y Pdval) entre 2007 y 2009. A modo de conclusión, el Foro por la Vida afirma que “los estándares de acceso físico, social y económico a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer los requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias no están garantizados actualmente en Venezuela por graves problemas de disponibilidad alimentaria y elevados costos de los alimentos

Ahora se paga diez veces más por alimentos que hace cinco años

En el último lustro ha subido el precio de todos los rubros que forman la cesta alimentaria, de acuerdo con los reportes de Cendas | Foto Williams Marrero / Archivo
En el último lustro ha subido el precio de todos los rubros que forman la cesta alimentaria, de acuerdo con los reportes de Cendas | Foto Williams Marrero / Archivo
En abril de 2010 la canasta alimentaria que mide el Cendas estaba en 2.400,59 bolívares, el mes pasado llegó a 22.603,99 bolívares 

En abril de 2010 una familia venezolana de 5 integrantes necesitaba 2.400,59 bolívares para comprar los 58 productos que integran la canasta alimentaria medida por el Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros, en abril de 2015, cinco años después, para cubrir la misma canasta es necesario gastar 22.603,99 bolívares, casi 10 veces más.
Los reportes del Cendas señalan que en el último lustro ha subido el precio de todos los rubros que forman la cesta alimentaria; el incremento, sin embargo, no ha sido igual para los sueldos de los trabajadores.
En abril de 2010 el salario mínimo era 1.064 bolívares; es decir, que ese año una familia requería poco más de 2 sueldos para adquirir los 58 productos. Por el contrario, para abril de este año la remuneración mínima estaba en 5.622,48 bolívares (antes del aumento decretado por el presidente Nicolás Maduro), por lo que para comprar los alimentos había que gastar más de 4 sueldos mínimos.


El alza de los precios también se observa en los almuerzos que sirven en los restaurantes. El Cendas indica que hace 5 años en promedio se gastaba 36,90 bolívares, y en abril de 2015 el precio promedió 390,70 bolívares.
“Esto era algo que se veía venir, el aumento de los precios fue advertido, pero el gobierno no quiso hacer los ajustes necesarios. La canasta tan alta lo que hace es que se desmejore aún más la calidad de vida de los venezolanos, especialmente los de la clase media”, afirmó Asdrúbal Rivas, economista y especialista en finanzas personales.
Recordó que el aumento de la liquidez y de los problemas de producción han impulsado la variación de los precios de los alimentos y servicios, e  insistió en que en vista de que cada vez se debe destinar más dinero del presupuesto a la compra de bienes básicos, se ha dejado de invertir en otros conceptos a los que muchas familias estaban acostumbradas.
“Los gastos en recreación, por ejemplo, que también son necesarios, se han reducido, incluso abandonado. También hay quienes se han visto en la necesidad de disminuir la inversión en seguros”, dijo.
Agregó que el repunte en el precio de los alimentos ha llevado a los venezolanos a recurrir a créditos bancarios para financiar los consumos. “Se está usando más la tarjeta de crédito para gastos corrientes. Es la solución que se ha encontrado para afrontar los precios”.
Menos surtidos. A pesar de que el índice de escasez, que mide el Banco Central de Venezuela, no se publica desde hace más de un año, los reportes mensuales del Cendas llevan un registro de cuántos productos de la canasta están escasos.
En el informe de abril de 2010 reseñó que de los 58 productos de la canasta, 8 (13,7%) presentaban problemas de escasez: leche en polvo, sardinas enlatadas, margarina, azúcar, aceite, pastas alimenticias, harina de maíz y café. Cinco años después la lista de estos productos ha aumentado en más del doble.
En el reporte de abril pasado indicaron que los productos escasos son 18 (31,03%). A los que no se conseguían en 2010, se suman el atún enlatado, el pollo, el pernil y la carne de res, entre otros.

LA CIFRA36,90 bolívares era el precio promedio de un almuerzo en abril de 2010. El mes pasado por el mismo concepto se debía gastar 390 bolívares, según el Cendas.
El DATOEl Centro de Documentación y Análisis de la Federación Venezolana de Maestros reportó que en abril de este año las familias venezolanas gastaron dos tercios del ingreso únicamente para gastos de alimentos.
Una encuesta de tendencias del consumidor de Datanálisis, de este año, muestra que 48% del presupuesto se gasta solo en comida, si se agrega lo que se invierte en cuidado personal y en salud, la cifra asciende a 64,4%.

Polar ha recibido más de 165 inspecciones

“¿Por qué se nos somete todos los días a inspecciones que solo buscan atemorizar a nuestros trabajadores?”, cuestionó Manuel Felipe Larrazábal, director general de la empresa | Foto Archivo El Nacional
“¿Por qué se nos somete todos los días a inspecciones que solo buscan atemorizar a nuestros trabajadores?”, cuestionó Manuel Felipe Larrazábal, director general de la empresa | Foto Archivo El Nacional
La empresa denunció acoso y afirmó que solo en las últimas 3 semanas 6 organismos los han visitado 27 veces

En lo que va de año las instalaciones de Alimentos Polar han recibido más de 165 inspecciones de organismos públicos y han respondido más de 1.500 requerimientos de información. “El nivel de intensidad, la frecuencia y la repetición de las solicitudes de información no son normales y constituyen un episodio más de hostigamiento contra todos los que trabajamos en Alimentos Polar”, dijo Manuel Felipe Larrazábal, director general de la empresa, en una nota de prensa.
“Solo en las últimas 3 semanas 6 organismos han realizado 27 visitas en 13 instalaciones, con un total de 80 funcionarios, lo que representa que se han cumplido más de 150 horas de inspección que afectan nuestras actividades diarias”, señaló el directivo e indicó que todos estos requerimientos han sido exigidos por un solo organismo: la Superintendencia de Precios Justos.
“No entendemos cuál es la finalidad de este acoso. Somos la única empresa que emite reportes públicos de sus actividades y estamos, además, controlados por el Estado en todos los despachos de materia prima y productos terminados, a través del SICA y de los movimientos de inventarios. ¿Por qué, entonces, se nos somete todos los días a inspecciones que solo buscan atemorizar a nuestros trabajadores?”, cuestionó

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada