Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

lunes, 18 de mayo de 2015

"Seguimos comiendo arepas, casabe y ají tal como lo hicieron los precursores de nuestra nacionalidad, aferrados a un gusto que se fue forjando incluso antes que ella fuera pensada". Lo dice Miro Popic en El pastel que somos, libro en el que ofrece ­como afirma Tulio Hernández en el prólogo­ un paneo histórico que explica la identidad y la cocina en Venezuela.

El pastel que somos

El libro de Miro Popic / Imagen cortesía
El libro de Miro Popic / Imagen cortesía
En las páginas del libro, Miro Popic recuerda en que en el siglo XXI seguimos comiendo más el pan de los indios que el de los conquistadores
    "Seguimos comiendo arepas, casabe y ají tal como lo hicieron los precursores de nuestra nacionalidad, aferrados a un gusto que se fue forjando incluso antes que ella fuera pensada".

    Lo dice Miro Popic en El pastel que somos, libro en el que ofrece ­como afirma Tulio Hernández en el prólogo­ un paneo histórico que explica la identidad y la cocina en Venezuela.
    Comienza con las referencias al arte ruprestre mediante el cual nuestros pueblos originales registraron actividades asociadas a la agricultura y a la alimentación; se pasea por el choque y la mixtura cultural que trajeron conquista y colonización; ofrece datos y anécdotas de la era republicana; y cierra el viaje con una reflexión sobre la hallaca, plato que menciona el autor al final del libro, cuando se pregunta "¿Desde cuándo somos venezolanos?". ¡La respuesta? "¡Desde que comemos hallacas!".

    En las páginas de El pastel que somos, Popic recuerda en que en el siglo XXI seguimos comiendo más el pan de los indios que el de los conquistadores; que más que de mestizaje lo correcto es hablar de aculturación ­en vista del proceso de intercambio culinario mediante el cual los aborígenes incorporaron ingredientes y técnicas, y los colonizadores productos locales­; que no hay documento que pruebe la existencia de la cocina mantuana, pero sí hechos que demuestran que la hubo indígena.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada