Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP

Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP
Carlos Fierro con un grupo de egresados del Diplomado en Gastronomía de la UJAP del cual fue su Coordinador al inicio. GASTRONOMIA (del griego γαστρονομία)es el estudio de la relación del hombre con su alimentación y su medio ambiente o entorno.Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.Para mucha gente, el aprender a cocinar implica no solo encontrar una distracción o un pasatiempo cualquiera; pues cocinar (en un término amplio) es más que solo técnicas y procedimientos... es un arte, que eleva a la persona que lo practica y que lo disfruta. Eso es para mi la cocina, con mis obvias limitaciones para preparar diversos platillos, es una actividad que disfruto en todos sus pasos, desde elegir un vegetal perfecto, pasando por el momento en que especiamos la comida, hasta el momento en que me siento con los que amo a disfrutar del resultado, que no es otro más que ese mismo, disfrutar esta deliciosa actividad o con mis alumnos a transmitirles conocimientos que les permitirán ser ellos creadores de sus propios platos gracias a sus saberes llevados a sabores

martes, 19 de mayo de 2015

La batea, plato bandera del restaurante barquisimetano, combina cochino frito, pollo a la brasa, bistec, costilla de cerdo, chorizo y ensalada

En la vía El Manzano la comida es casera y abundante

El Solar del Fogonero también ofrece lomo prensado, pata de grillo y carabinas trujillanas / Foto: Cortesía Stefano Clar
El Solar del Fogonero también ofrece lomo prensado, pata de grillo y carabinas trujillanas / Foto: Cortesía Stefano Clar
La batea, plato bandera del restaurante barquisimetano, combina cochino frito, pollo a la brasa, bistec, costilla de cerdo, chorizo y ensalada

El tamaño depende del número de comensales pero todas las bateas que ofrece El Solar del Fogonero, en Barquisimeto, llevan cochino frito, pollo a la brasa, bistec de solomo, costilla de cerdo, chorizo y ensalada criolla de lechuga, tomate, cebolla y aguacate. Es el plato bandera de la casa, afirma Javier Clar, propietario y chef del restaurante, que desde hace 17 años sirve cocina venezolana, pero sobre todo, larense.
"Comencé a ofrecer la combinación de carnes en bateas de hierro colado que compraba en Barinas, cuando cocinaba en La Bajada del Sol, restaurante que tenía mi familia en la salida de Barquisimeto", explica Clar. "Nunca más las conseguí y cuando abrí El Solar del Fogonero decidí probar con las de madera de caoba, pardillo y samán que tallan los artesanos de Cumaripa, población localizada entre Barquisimeto y Nirgua", añade el cocinero, encantado con el resultado obtenido.
La ración que se sirve en las más pequeñas es para dos comensales; las hay hasta para ocho. El plato se complementa con arepas ­de maíz pilado, de mantequilla y queso, y de chicharrón­ que se acompañan con queso telita, de cabra y de res, provenientes de lecherías de Yaracuy, Falcón y Lara, respectivamente, y con la crema de leche y el suero de don Fernando Silva, aliñado en casa con bicuye y ají.

¿Más? Carabinas trujillanas ­hallacas rellenas de caraotas, con su punto de comino, servidas con cuajada de cabra­, lomo prensado, pata de grillo, tajadas con queso blanco rallado y pabellón, de mechada o cochino. De postre, dulce de lechosa, quesillo y cabello de ángel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada